Opinión en caliente de la conferencia de Microsoft del E3 2017

Topchandal (Marcelo)

Termina la conferencia de Microsoft y la verdad fue bastante mejor de lo que me esperaba. Tal y cómo pensaba, fue una conferencia pensada para Xbox One X, pero en vez de centrarse en especificaciones técnicas tiraron más por juegos. Un gran acierto ya que me esperaba una hora hablando de especificaciones de la consola.

Vimos títulos muy interesantes y además, el 4K del que casi no hablaron, es una maravilla. Pero aún así, eché de menos algo que me hiciera levantarme de la silla, gritar y emocionarme. Faltó arriesgarse con algo, o, por lo menos, intentar sorprender de alguna manera inesperada. El acto publicitario con Porsche fue lo que más me sorprendió en realidad, y creo que no debería ser así. 

Aún así, como ya dije, sorprendido con como llevaron la conferencia. Un buen golpe sobre la mesa que, aunque no hace que me entren ganas de comprar la nueva consola de Microsoft, por lo menos consiguió que vuelva a estar atento a las cosas de Microsoft. 

Víctor

A medias me he quedado con la conferencia de Microsoft. Me ha gustado ver al fin la nueva consola, Xbox One X, pero por otro lado me ha faltado el carbón necesario para hacer mover sus circuitos.

No es que no vaya a haber juegos para ella. Ahí han enseñado varios, pero de nuevo nos tenemos que tropezar ante la falta de exclusivos que hagan saltar de emoción. Crackdown 3 no es precisamente uno de ellos, por muy buen juego que resulte. Y Forza Motorsport 7, luce brutísimo, pero no deja de ser un racing game como el resto. Igual ocurre con todos los demás. Fecha de lanzamiento de Cuphead en el E3
Xbox One X promete ser todo lo que no ha sido PlayStation 4 Pro. Hemos visto maravillosas muestras de potencia en la conferencia. La guinda final de Anthem, lo nuevo de Bioware, nos ha dejado con la boca abierta. Pero, no. No han levantado a nadie de su asiento.
En cuanto al ritmo de la conferencia, más que correcto. Microsoft, desde que dejó las minucias de Kinect, se ha especializado en ofrecer un show dinámico a pesar de su duración. Aunque quizá el mayor aplauso se lo ha llevado la nueva retrocompatibilidad de Xbox One con los juegos de la Xbox original.

Zeben

No sé muy bien qué pensar de Microsoft. Su conferencia ha sido impecable. Todo lo bueno que tenía que ser. Lo han bordado en absolutamente todo. No han perdido demasiado tiempo con Xbox One X y han ido al grano. Han vendido el concepto. Genial. Y, además, han tenido un muy buen ritmo. Anuncios a tutiplén. Gameplay a cascoporro. Y todo pinta muy interesante, también.

LEER MÁS:  Assassin's Creed II gratis en Uplay por tiempo limitado

Ahí no hay quejas. Pero ¿Microsoft, y qué pasa contigo? Los grandes anuncios como Assassin’s Creed, Anthem o Metro Exodus son third parties y las grandes novedades exclusivas, los megatones… ¿dónde están? La sorpresa de hacer retrocompatible Xbox es, sin duda, un puntazo. Agranda aún más su catálogo y de una buena manera. ¿Pero de verdad todo lo que tienes es anclarte en el pasado? ¿De verdad no tienes ningún exclusivo sin un número detrás?

Una muy buena conferencia, con muy buen ritmo, buenos juegos… pero falta de contenido propio. A Xbox One X la hemos conocido y nos ha caído bien. Habrá muchos juegos para disfrutarla… ¿pero habrá motivos para confiar en ella sobre otras? Microsoft, como siempre, deja más preguntas que respuestas. Pero, al menos, lo ha hecho muy bien esta vez.

1 2 3