[Opinión] Los consoleros también quieren jugar gratis.

El 70 por ciento de los usuarios de DC Universe Online juega desde PlayStation 3. ¿Sorpresa? Ninguna. Es obvio que el modelo de negocio Free to Play funciona, día a día vemos montones de nuevos títulos que intentan encontrar su hueco bajo la dilatada estela del micropago. Algunos juegos son pura bazofia sacacuartos, otros son de puta madre. Tiene que haber de todo. La muestra de su éxito es que se han convertido en auténticos fenómenos.

El ejemplo más evidente seguramente sea Team Fortress 2, un juego que ya casi estaba en las cenizas, que vino como acople en la Caja Naranja. Dio el salto al micropago y se mantiene meses y meses entre lo mas jugado. Otro gran estandarte del modelo es League of Legends, que por merito propio se ha convertido en otro de los juegos más jugados y competitivos del mundo.

Y en este punto retomamos el principio del artículo, DC Universe Online. Nació con firme intención de ser de suscripción, de paso comerle la tostada a City of Heroes y también llevar y asentar el género MMO a consolas. ¿Consiguió todo esto? Realmente no. Es un juego que está bien, de lo mejor dentro del Free to Play, pero como muestra de que no fue el gran pelotazo que sus creadores esperaban, es que su andadura como juego de pago no fue brillante y lo salvó el salto que  hace unos meses dió a lo gratuito, multiplicando de inmediato el número de jugadores.

Lo que sí ha mostrado, y este es su gran mérito, es que el Free to Play funciona en consolas, no solo eso, sino que la gente tiene muchas ganas de juegos de micropagos en su sobremesa. Daos cuenta que en PC hay una gran variedad de títulos donde elegir, pero a día de hoy el juego de SOE tiene todo el terreno en la consola de Sony para él solito, y parece que lo está aprovechando…

Una argumentación típica por la que el modelo se negaba en sobremesa es que habitualmente el Free to Play se ve enfocado a juegos MMORPG. Uno de los que sentó el tópico es el ya mítico Runes of Magic, por ejemplo. La idea que se esgrimía es que resultaría difícil que una persona pagase dinero por armas y objetos en un videojuego, pero el género MMORPG es tan envolvente y vinculante para el jugador aumentaría estas probabilidades de ingreso. Hoy tenemos ante nosotros el Free to Play en plena ebullición y se ha echado por tierra el tópico mostrando cómo incluir micropagos rentables para la empresa y asumibles para el jugador en casi cualquier género que se os pueda ocurrir y hacer el juego rentable.

EA son grandes protagonistas en esta práctica habiendo puesto en marcha desde hace mucho, y con gran éxito, su división Play 4 Free con propuestas  muy variadas como Need For Speed World, que no palidece ante entregas convencionales de la franquicia, o Battlefield Heroes, que ofrece la alternativa cartoon a la seriedad de Battlefield 3. Incluso la propia incursión de las consolas de sobremesa en la venta online ha mostrado que todo es susceptible de venderse por separado de manera fraccionada. Lo vemos día a día con los DLC, algunos de gran éxito y a la vez de ridiculez incalculable.

El telón de fondo de todo esto no es otro que evidenciar lo que ya sabemos. Sabemos que el Free to Play funciona. La incógnita es la razón por la que el género no se abre camino en videoconsolas.

Para terminar con un buen sabor de boca, en el horizonte tenemos Phantasy Star Online 2 que ofrecerá juego cruzado entre PC y PS Vita. Crucemos los dedos para que salga bien y otros sigan su estela.