Outlast 2 nos aterroriza con dos nuevas canciones de su banda sonora

Outlast 2 nos ha mostrado dos pistas de audio creadas por el compositor Samuel Laflamme y pertenecientes a su banda sonora

Desde que el estudio Red Barrels lanzara su teaser en 2016, Outlast 2 ha sido uno de los títulos de terror más esperados del año junto con Resident Evil VII, y con razón, ya que su precuela cosechó los aplausos y sobretodo los gritos y respingos de sus jugadores.

La última novedad de este desarrollo que aún no confirma fecha de lanzamiento (de hecho no hace más que atrasarse) ha sido la subida a Soundcloud de dos pistas de audio que corresponden al menú principal y otra llamada ”persecución en el campo de maíz”, y que como supondréis, forman parte de su banda sonora. Para que no os molestéis ni en salir de Guiltybit, aquí mismo os dejo la musiquita.

El compositor Samuel Laflamme es el encargado de añadir esa magia sonora que nos estremecerá mientras jugamos a Outlast 2, y ya nos demuestra con este pequeño acercamiento que sabe lo que hace, y que más nos vale ir comprando pañales porque el fatídico desenlace será inevitable.

¿No me creéis?, ¿desde vuestros tronos de machitos no consideráis que dé tanto miedo? eso es porque no habéis visto sus primeros minutos jugables, una fiesta de psicópatas y cosas que dan muy mal rollo comprimido en un pequeño gameplay.

¡Es más!, hasta nuestro fornido jefe, Anastasio ”el Bello”, demostró en un gameplay que este título es capaz de asustar hasta al hombre con los nervios más ferrosos del universo. Aquí abajo lo tenéis por si queréis ver como intenta mantener la dignidad.

En Outlast 2 seremos Blake Langermann, un periodista que junto a su mujer investiga el misterioso asesinato de una mujer embarazada, y más tarde que pronto acabarán envueltos en una pesadilla que mezcla a los típicos psicópatas pueblerinos de La Matanza de Texas o el anteriormente mencionado Resident Evil VII, con elementos más relacionados con el cine de terror asiático del estilo de un espíritu de una mujer de pelo negro y largo que sale de un pozo. ¿Ya no sois tan valientes eh, culpables?