Overlord: Fellowship of Evil - Análisis PlayStation 4

Codemasters nos trae a la nueva generación la querida saga Overlord, que tan buenas críticas tuvo con sus 2 primeras partes en PS360. Pasando de la aventura/estrategia al dungeon crawler, Overlord: Fellowship of Evil nos ofrece un Spin off de la historia principal de la franquicia en forma de RPG descafeinado y que por momentos parece estar inacabado, manchando el nombre de una IP moderna que consiguió muchos seguidores gracias al buen hacer de sus precuelas.  Si sois de los que estaba esperando volver a encarnar a un señor del mal, seguid leyendo mis queridos culpables.

Una buena idea mal ejecutada

Aún recuerdo cuando jugué al primer Overlord en casa de un amigo, estrenando la Xbox 360 y prácticamente estrenando también la nueva generación. Me pareció bastante original, ya que era una especie de Pikmin mature donde encarnábamos a señor del mal dispuesto a sembrar el caos gracias a su ejército de Minions, demonios diminutos que seguían nuestras órdenes. Tanto la primera parte como su secuela recibieron críticas muy buenas, llegando a entrar en el selecto ranking de franquicias de nuevo cuño que contentan a los jugones, algo muy difícil en la actulidad.

Overlordfoe-1

Cuando Codemasters anunció que llevaría la saga a la actual generación de consolas, reconozco que esbocé una pequeña sonrisa, ya que además sus primeras imágenes pintaban muy bien, donde ya se podía ver que el juego cambiaría el género original de la franquicia para convertirlo en un dungeo crawler al más puro estilo Diablo, rey del mismo. Por desgracia, el título que finalmente nos ha llegado está muy lejos de la calidad a la que estamos acostumbrados con Overlord, llegando incluso en algunos momentos a parecer inacabado, por no decir que técnicamente es un juego de la pasada generación.

La historia nos cuenta como el bien se ha instaurado en el mundo, consiguiendo reducir al mal casi a la extinción. Un pequeño número de adoradores del poder oscuro se reúnen con la intención de resucitar a 4 de sus mejores guerreros, cosa que finalmente consiguen ya que son nuestros 4 protagonistas. Podremos controlar a Cryos (mago de hielo),Inferna (guerrera de fuego), Hakon (enano guerrero) y Malady (otro mago mago, 2×1), cada uno con sus habilidades exclusivas y parámetros que podremos subir de nivel. La aventura podremos jugarla tanto en cooperativo online como local, prácticamente la única forma de salvar la monotonía del título.

En el momento que nos ponemos a los mandos, y completamos la primera fase a modo de tutorial, ya iremos intuyendo lo que por desgracia descubriremos más adelante: el juego consiste en avanzar, pegar, sacar a paseo a los Minions para que hagan de las suyas y se acabó, no hay más. El sistema de Minions, en la teoría, estaba bastante bien trasladado de los Overlord originales a este Felloship of Evil, pero no se ha llegado a implementar bien del todo, convirtiendo una de las señas de identidad de la saga en algo que se usa casi por obligación. Tendremos varios tipos de estos pequeños demonios para usar, con diferentes habilidades según el color que tengan, que nos ayudaran tanto a atacar como a defendernos e incluso resolver algún puzle sencillo.

Además de pegar y pegar, también sufriremos bugs del estilo quedarte atrapado en cierta pared, o atravesar cosas… en serio, son tantos los bugs que sufriremos que parecen implementados  a posta para reforzar el humor negro característico de esta franquicia.

Overlordfoe-2

Lo cierto es que la ambientación es totalmente “Overlodiana”, tanto en el apartado artístico como en su OST, pasando por la historia que ha sido escrita por Rihanna Pratchett (autora de la historia de los anteriores Overlord), todo en Overlod: Felloship of Evil recuerda a sus precuelas, y eso es muy bueno, ya que los fans almenos podrán disfrutar de estos guiños.

En definitiva, Overlod: Felloship of Evil es un dungeon crawler mediocre basado en una franquicia muy querida. Como RPG es muy descafeinado, y como juego de acción deja mucho que desear, desde su jugabilidad pasando por sus gráficos, sacados directamente de principios de la generación anterior. Una enorme pena para lo que podía haber dado de sí el regreso de esta franquicia, insisto esperada por mucha gente. Al menos, lo tenemos a precio reducido en nuestra store digital favorita, ya que no ha salido en formato físico.

Overlord: Fellowship of Evil - Análisis PlayStation 4
Es imperdonable como se ha manchado el nombre de Overlord con este juego, y más cuando muchos esperábamos que la franquicia volviera a la actualidad de los videojuegos. Todo ha quedado en un dungeon crawler mal llevado que no destaca en nada, tan solo en lo que "recuerda" a sus hermanos mayores.
El humor negro de la saga se mantiene intactoJugado en compañía gana muchoEl precio reducido
Divinity: Original SinDiablo III
4.8Mediocre
Gráficos4
Sonido7
Jugabilidad4
Modos de juego5
Puntuación de los lectores 2 Votos
4.6