Paradox Interactive compra Triumph Studios, creadores de Overlord

Paradox Interactive compra Triumph Studios. Hoy han hecho público el acuerdo mediante el cual la editora sueca se ha hecho con el estudio creador de Overlord.

Hoy mismo se ha hecho publico el acuerdo mediante el cual Paradox Interactive compra Triumph Studios, creadores de Overlord. De esta manera, la editora sueca distribuidora de Cities: Skyline se hace con el estudio que nos trajo títulos como Overlord (cuyo último episodio resultó algo nefasto) o Age of Wonders. En el comunicado ofrecido por Paradox Interactive se hace mención al futuro de algunos de los miembros de Triumph. Tanto el equipo actual del estudio como sus fundadores (Lennart Sas y Arno van Wingerden) podrán continuar con sus empleos.

Paradox Interactive compra Triumph Studios, creadores de Overlord

Age of Wonders

Y no solo esto, todavía hay más. Además de continuar trabajando donde estaban los proyectos que tenían en marcha seguirán su curso. Pocos cambios, salvo que de ahora en adelante los juegos creados por Triumph serán publicados por Paradox. Fredrik Wester, presidente de Paradox Interactive ha hecho la siguiente declaración al respecto:

“Triumph Studios es una desarrollara de nuestro propio corazón. Son líderes en el mundo en su nicho y han construido una comunidad grande y dedicada a lo largo de los años, contando a unos pocos empleados de Paradox entre sus fans hardcore. Tenemos gran fe en Lennart, Arno, y el equipo Triumph, y nuestro enfoque principal ahora es asegurar que puedan continuar creando su magia bajo nueva propiedad.”

Otras compañías se habían puesto en contacto con Triumph previamente. Sin embargo el estudio declinó todas las ofertas recibidas. Salvo la de Paradox Interactive, claro está, motivados por trabajar junto a esta editora. No se han hecho públicos los términos del acuerdo pero en Triumph tienen intención de seguir trabajando en sus proyectos. Intención que también comparte Paradox Interactive. Veremos qué tal les va el acuerdo, ya que a la editora no se le da nada mal su negocio.