No. No es una mala broma, culpables. Las garras de Hollywood están llegando cada vez más a Japón y parece que habrá película de acción real de Your Name.

Tras los magníficos éxitos de la película de Dragon Ball Evolution y el desastre de la adaptación de Netflix de Death Note, aún hay espacio para las loculas americanas. Y es que parece que habrá película de acción real de Your Name. Hecha en Hollywood. Y encima por la productora de J.J. Abrams.

Sí. Es para flipar un poco en colores. Pero viendo el éxito que ha tenido la película de Makoto Shinkai en todo el mundo, era algo que se podía esperar. Os recordamos que además de hacernos llorar como desesperados ha sido el anime más taquillero de la historia del mundo mundial. Y claro, eso le abre los ojos a cualquiera en Hollywood.

Pues bien, el director de Star Wars: El despertar de la Fuerza y recién ascendido a director del episodio IX de la saga tiene nuevos planes. Y a Shinkai le parece algo sublime:

Your Name es una película creada de la innata imaginación de un equipo japonés hecha con medios caseros. Cuando ese trabajo es imbuido con l a magia de Hollywoo, podemos ver posibilidades que nunca antes habíamos contemplado. Estoy deseando ver la película de acción real de Your Name.

No es por ser gafe, pero me vuelvo a remitir a los ejemplos anteriores que he citado al inicio del artículo. Así que emoción, lo que es emoción posiblemente no sea lo que sienta en estos momentos.

Adaptar, ese verbo tan peligroso

Your Name es una película cuidada al más mínimo detalle. Nos planta la historia de dos chicos que se intercambian en determinadas ocasiones sin que sepa el porqué de ello. Y todo lo viven como un pequeño sueño. No siempre recuerdan lo que pasa o lo que deja de pasar.

Una historia muy original, contada al más puro estilo anime. Con sus pros y sus contras. Ese es precisamente el peligro de intentar adaptarla a la acción real. ¿Será una comedia romántica? ¿Una película de drama?

Intentemos no ser demasiado negativos. Podría salir algo interesante. Ahí tenemos pequeñas joyas como Love Actually. Quizás… veamos algo así. O espero que mejor.