Ya es oficial, Niantic anuncia la llegada de nuevos pokémon a Pokémon GO

Se han hecho de rogar pero finalmente la hora llegó: Niantic ha confirmado oficialmente que los nuevos pokémon llegan a Pokémon GO y dará más explicaciones el 12 de diciembre.

Ha sido un mensaje muy breve y corto, pero suficiente como para hacer que medio internet se revolucione. Niantic Labs ha confirmado que el 12 de diciembre darán más información acerca de la llegada de los nuevos pokémon a Pokémon GO.

No han dado más información. No han confirmado ni desmentido los rumores que hay rondando al respecto. No han dicho fecha para esta llegada. Y tampoco han asegurado qué pokémon serán. Pero todos estamos casi seguros de que conocemos la respuesta: la segunda generación. O lo que es lo mismo, los pokemon de Johto.

Muchos rumores han ido saliendo a lo largo de estos días sobre la llegada de estos nuevos monstruos de bolsillo a la aplicación de Niantic Labs y parece que, aunque algo fallidos en el tema fechas, sí que había algo de verdad en ellos. Como se suele decir, cuando el río suena, Magikarps lleva.

Primero fueron las “filtraciones” de la colaboración de Pokémon GO con Starbucks que rápidamente se asoció a la aparición de la segunda generación. Posteriormente esto se vio fortalecido con la aparición en el código del juego de los 100 pokémon de Johto.

Por último, han sido unos documentos de Starbucks aleccionando a sus baristas sobre la llegada de una promoción a partir de mañana y por último la actualización de hoy mismo que está llegando a Pokémon GO y la conferencia que mañana darán Niantic y Sprint.

Todo el puzle encajaba. Solo faltaba alguna confirmación oficial por parte de alguien. Y al final así ha sido. Sin embargo las fechas se nos quedan un poco en el aire. Si mañana no hay colaboración con Starbucks ¿ha sido todo un bulo? ¿O empezará la colaboración antes de la llegada de los nuevos Pokémon?

Queridos culpables, todo esto parece el penúltimo capítulo del Westworld particular de The Pokémon Company y Niantic Labs. Y parece que aún tendremos que esperar un poco más para poder saber qué va a pasar en realidad. Esperaremos tumbados, que sentados es más incómodo.