Pokémon GO, vídeo filtrado

Pokémon GO ya tiene un vídeo filtrado sobre sus mecánicas de juego y precisamente no es que nos haya dejado muy tranquilos, la verdad.

Ya iba haciendo falta algo de información del nuevo juego de la franquicia que se pasa a los móviles y a la realidad aumentada y aunque en el vídeo en cuestión se muestra un poco de su jugabilidad, la verdad es que es bastante escasita.

Tras verlo, da la sensación de que estamos más en una alfa que en un momento avanzado de desarrollo, dado los pequeños saltos que pega la imagen o algunos fallos que se pueden encontrar.

La mecánica es bastante simple: encontramos un pokémon, en el ejemplo Yvisur, y le lanzamos pokéballs. Al principio se usa una pokéball normal, sin embargo, Yvisur se escapa, y como el muchacho no quiere problemas, le lanza una Masterball, ahí a lo loco, derrochando. Evidentemente, el pokémon es capturado sin problemas lo cual nos concede experiencia, tanto por atraparlo como por hacer “un buen lanzamiento”, como la ficha del monstruo de bolsillo en cuestión.

Esto es una parte de la jugabilidad, bastante simple, todo sea dicho, pero no se trata de todo lo que nos ofrecerá el juego, ya que se basará en el intercambio y la interacción con el resto de usuarios, al estilo Ingress, de los mismos desarrolladores.

Sin emabrgo, el título que viene desarrollando Niantic en colaboración con The Pokémon Company lleva un par de meses dejando un rastro de mal olor a su paso y este vídeo no termina de ponerle un ambientador potente.

pokemon go video filtrado

Os recordamos que en las primeras informaciones oficiales de parte de The Pokémon Company, Pokémon GO debería de haber tenido una beta a finales del año pasado, sin embargo no hubo absolutamente nada. Por otra parte, en la pasada GDC también iba a ver una ponencia sobre el juego y su jugabilidad y finalmente se canceló porque el juego no se encontraba en una fase idónea para ser mostrado.

Ahora nos encontramos con esto y nos paramos a pensar si es mejor que le den un poco más de tiempo y nosotros mientras nos ponemos a jugar al dichoso Miitomo.