Da igual cuántos años hayan pasado desde los míticos Pokemon Rojo y Azul, da igual que ya no veamos a Ash en su pueblo Paleta, da igual que a Nintendo se le hayan acabado los colores del arcoiris. Según las ventas también da igual que hagan mezclas entre historia y pokeballs, la única verdad es que Pokemon en Japón vende y vende mucho. Esta pasada semana la última entrega, bastante peculiar, se ha aupado a lo más alto de las listas de ventas superando en 50000 unidades al segundo.

Pokemon Nobunaga’s Ambition ha sido la respuesta innovadora a tanto Pokemon + color. Una apuesta arriesgada que mezcla historia del Japón Feudal (quién le iba a decir a Nobunaga que siglos después sería un demonio en Onimusha y un cazador de pokemons) con los ya clásicos bichillos nipones. En cualquier caso las cifras de ventas parece que responden y que la compañía nipona no ha fallado con su idea.

En los datos publicados sobre volumen de ventas también hay que destacar que Nintendo 3DS continúa su reinado como consola más vendida mientras que PS Vita vuelve a estar por detrás de su antecesora PSP y de su hermana mayor PlayStation 3 y se conforma con un cuarto puesto.

Vía: gamespot

Artículos relacionados

7
Leave a Reply

Please Login to comment
2 Comment threads
5 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
epiblazVangosoAjersasy2012Dani Meralho Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
nico711star
Member
nico711star

saldrá en España???

Dani Meralho
Member
Dani Meralho

Menudo fuelle tiene Pokemon. Es inmortal como Dragon Ball.

sasy2012
Member
sasy2012

Tiene mucho tiron entre los niños y no tan niños, siempre tiene publico, ya sea en los jeugos o en la serie.

Dani Meralho
Member
Dani Meralho

yo tuve mi temporada pokemon pero casi ya como curiosidad. Me pilló ya muy mayorcito.

Vangoso
Member
Vangoso

Seguro, la inmensa mayoría de juegos de Pokemon que salen al mercado llegan a España.

epiblaz
Member
epiblaz

No se qué ve la gente en Pikachu y compañía.