Pokémon Rubí Omega - Análisis Nintendo 3DS
Ji-719duRQU

Ya ha pasado un año desde que la sexta generación de Pokémon llegar a nuestras Nintendo 3DS. Ahora les llega el turno a Rubí Omega y Zafiro Alfa para resucitar Hoenn a base de remake mezclado con las novedades de X e Y. ¿Cómo habrá sido el resultado?

Tras resucitar en Game Boy Advance las ediciones Roja y Verde, y hacer lo mismo pero en Nintendo DS con Oro y Plata es bastante lógico el paso que ha dado Game Freak esta vez, poniendo al día la tercera generación de las criaturas de bolsillo más famosas del mundo.

Al igual que hace 11 años, en estas ediciones volvemos a encontrarnos en Hoenn bajo la piel de un entrenador recién llegado a la región, concretamente a Villa Raíz, pueblo donde conoceremos rápidamente al Profesor Abedul, quien nos dará nuestro primer Pokémon, y a su hijo o hija, que se convertirá en nuestra primera amistad y rival.

A priori no hay nada nuevo en lo que concierne al resto de ediciones, y lo que es el objetivo del juego tampoco (derrotar a los ocho líderes de gimnasio, superar la Liga Pokémon y capturarlos a todos), pero la cosa se complica cuando nos encontramos al Equipo Magma o Aqua, dependiendo de nuestra edición, quienes pretenden resucitar a los legendarios Groudon y Kyogre, unos Pokémon que hace sus años casi se cargan el planeta por una riña, por lo que entre combate y captura nos tocará parar los pies a los malvados antes de que hagan una liada de proporciones apocalípticas.

Pokemon Rubi Omega Zafiro Alfa sigilo

Quienes hayáis jugado en su momento a las ediciones Rubí y Zafiro originales seguro que estáis esperando saber los cambios que han metido en estos remakes. Pues bien, el primero que se aprecia es obviamente el apartado gráfico, pasando de los píxeles de los tiempos de la Game Boy Advance a unos modelados 3D similares a los de X e Y, de forma que tanto Hoenn y sus localizaciones como los Pokémon cobran un aspecto fantástico.

Cabe destacar además que contamos con mejores animaciones que las versiones del año pasado, además de no tener a penas caídas de frames durante la partida, salvo si tenemos el efecto 3D activado, el cual solamente funciona en combates y algunos escenarios y escenas, y encima tampoco es precisamente para tirar cohetes.

El sonido también ha sufrido un lavado de cara, y si ya las melodías de Rubí y Zafiro destacaban por la incursión de trompetas a su base instrumental, aquí siguen destacando por ello, a parte de por tener todas las canciones hechas de nuevo, dándonos donde más nos duele, en la nostalgia.

También los efecto han sido mejorados e incluso los gritos de los Pokémon, aunque no estaría nada mal añadirles más variedad a cada uno en vez de tirar del mismo chillido pero en distintos tonos. Y por si esto fuera poco, tenemos algunas canciones nuevas que derrochan calidad, como el tema dedicado a Blasco.

A pesar de ser remakes, Rubí Omega y Zafiro Alfa cuentan con novedades exclusivas no vistas hasta ahora, como es el MultiNav, el nuevo sustituto del PokeNav. Gracias a él, tendremos varias funciones al alcance de la pantalla táctil del juego, como son una televisión con noticias, un mapa donde consultar información sobre los Pokémon o entrenadores de las distintas rutas o el DexNav, un radar que nos permitirá encontrar Pokémon con movimientos huevo, haciendo que éstos asomen en la hierba y teniendo que acercarnos sigilosamente para no espantarlos y poder combatir contra ellos. Esta última función hay que destarcarla, ya que añade un soplo de aire fresco al clásico sistema de encontrarnos Pokémon en la hierba de manera aleatoria.

Otra de las nuevas facultades del juego se trata del Ultravuelo. Al avanzar en la historia, podremos desbloquearemos esta función, de forma que podremos volar por todo el mapeado de Hoenn en tiempo real. Quizá a alguno le parezca peor que el vuelo de toda la vida (todavía disponible si preferís hacer las cosas rápidas), pero durante el Ultravuelo podremos encontrar no solamente Pokémon salvajes volando, sino zonas especiales a las que no podremos acceder de otra manera, encontrando en ellas objetos o hastaPokémon raros.

Pokemon Rubi Omega Zafiro Alfa base secreta

Si hablamos de Hoenn no podemos olvidarnos de las bases secretas, las cuales podíamos crear en árboles o cuevas para decorarlas a nuestro gusto y compartir con nuestros amigos. Volvemos a tenerlas, aunque vitaminadas, ya que gracias a la conexión a Internet se nos actualizarán las bases secretas de nuestro juego, apareciendo las de otros jugadores (con entrenadores a desafiar incluidos). Si esto fuera poco, en ellas encontraremos banderas, de forma que si conseguimos una gran colección de éstas podremos desbloquear nuevos objetos para nuestra base particular.

A parte de las bases secretas, también se han actualizado los Concursos Pokémon. A pesar de tener la misma base de 4 entradores exibiendo a sus criaturas en una de las cinco modalidades diferentes (carisma, dureza, dulzura, inteligencia y belleza) a base de movimientos, podremos usar la megaevolución para tener un mayor impacto en el público.

Pasando al tema de la duración vemos que tenemos juego para muchísimas horas, y no es que la historia sea muchísimo más larga que la de X e Y, sino que entre las bases, los concursos y el DexNav tendremos bastantes distracciones antes de pasarnos la Liga. Si encima contamos que después tenemos el Episodio Delta, una pequeña historia mucho más interesante que la de Handsome en X e Y, y los más de 700 Pokémon que tenemos que conseguir tenemos un cartucho de una duración digna de elogio.

Pokémon Episodio Delta

Por desgracia, no todo es oro lo que reluce en estos remakes, y es que la dificultad del juego es bastanteinferior a la de los tiempos de Game Boy Advance, de forma que normalmente llegaremos a los Líderes de Gimnasio con nuestro equipo a varios niveles por encima, lo cual elimina gran parte del reto de estos combates. A parte, si a ello le sumamos la cantidad de veces que nos curarán el equipo en medio de una ruta o las veces que nos ahorrarán el movernos de una ciudad a otra hace que perdamos bastante del reto que suponían las ediciones originales.

Otra de las decepciones que encontramos es sin duda en el Frente de Batalla, el recinto que se estrenó en Pokémon Esmeralda. Si bien Hearthgold y Soulsilver incluyeron contenido de Cristal, aquí apenas tenemos las novedades que trajo la edición de Rayquaza, ya que en vez del complejo de batallas tenemos el Resort Batalla, donde tenemos la Mansión Batalla de X e Y tal cual, donde deberemos derrotar a varios entrenadores para vernos con las Damas. Eso sí, al menos tenemos de vuelta a los Tutores de Movimientos, dentro de lo malo…

Sin duda Pokémon Rubí Omega y Zafiro Alfa le dan unas cuantas vueltas a X e Y, siendo un juego más completo en todos los sentidos. No obstante, si comparamos esta vuelta con el resto de remakes, seguimos teniendo Hearthgold y Soulsilver por encima, ya que este regreso a Hoenn no incorpora tantas novedades como la vuelta a Johto trajo en su momento.

Pokémon Rubí Omega - Análisis Nintendo 3DS
A pesar de ser más completas que las ediciones X e Y, el perder parte de la dificultad de los juegos originales y el Frente de Batalla ha sentado como una patada en los huevos. Al menos nos quedan los concursos y las bases secretas junto al nuevo ultravuelo, que nos darán muchas horas de juego extra.
Pokémon EsmeraldaBravely DefaultPokémon X/Y
Regreso a Hoenn con novedades gráficas y de jugabilidadUltravuelo con el que poder ver la región desde el cielo
89%Nota Final
Gráficos89%
Sonido92%
Jugabilidad90%
Modos de Juego85%