Pokémon Sol y Pokémon Luna presentan las formas regionales de los pokémon de Alola

Parece que, a diferencia de la sexta generación, esta séptima entrega de los juegos de Pokémon va a tener muchas más novedades de las que nos esperábamos en un principio ya que la región de Alola, en la que jugaremos en Pokémon Sol y Pokémon Luna, nos presenta las formas de unos viejos conocidos.

Este nuevo elemento a tener en cuenta se conoce como forma regional y se trata de adaptaciones específicas de pokémon que ya conocemos a microclimas distintos. El resultado es que nos vamos a encontrar con combinaciones tan bizarras como Vulpix de hielo.

Y lo que cambia, evidentemente no es solo su forma, sino incluso su tipo. Así que empieza a cambiar el chim, porque algunos de los 151 primeros pokémon van a verse algo… modificados.

No sabemos muy bien aún cómo funcionarán estos pokémon a la hora de intercambiarlos con otros juegos o al traer pokémon de otros juegos a este, pero tiene punta de que, al igual que con los otros pokémon anunciados, simplemente serán distintas formas, por lo que al traer un Vulpix normal a este juego, no cambiará su forma a la de Alola, sino que mantendrá la original.

Más para coleccionar, pero sin aumentar la pokédex… qué listos.

Exeggutor de Alola

exeggutor alola pokemon sol pokemon luna

¿Os acordáis de ese conjunto de huevos que resultaba que no eran huevos sino semillas de “palmera”? Pues bien, culpable, como en Alola hay un sol “muy intenso”, el pokémon resultante de este clima es uno bastante menos rechoncho que el original y con una altura considerable. Vamos, que ahora se parece a una palmera de verdad.

Su tipo cambia de Planta/Psíquico a Planta/Dragón, con todo lo que ello conlleva. Además, tiene una cuarta cabeza… en la cola (animalito, se sentirá abandonada) y su habilidad es cacheo.


Vulpix de Alola

vulpix alola pokemon sol pokemon luna

Si el pokémon anterior os ha sorprendido, esperaos a ver la nueva forma de Vulpix que ahora es de hielo y parece ser el antagónico del que ya conocemos de las demás regiones.

Se adaptó a una forma de hielo para sobrevivir en las montañas de Alola, donde, cuando hace algo de calor, genera frío con su cola. Como hemos dicho, su tipo cambia de fuego a hielo y su habilidad pasa a ser manto níveo.

Ninetales de Alola

ninetales de alola pokemon sol pokemon luna

Si Ninetales ya era bonito, ahora que tiene una forma de hielo lo es aún más, ya que esta forma es la de un pokémon al que veneran en Alola como un emisario de la buena suerte.

Al igual que Vulpix también cambia su tipo de fuego, pero por uno combinado, hielo/hada, y su habilidad la comparte con la forma de hielo de Vulpix, Manto Níveo.


Sandshrew de Alola

sandshrew de alola pokemon sol pokémon luna

Sandshrew, un pokémon de tipo tierra en los pokémon anteriores, también tiene una nueva forma en Alola, y esta es un poco más fría que la que conocemos hasta ahora. En efecto, el Sandshrew de Alola es de tipo hielo/acero.

Por lo visto (fíjate tú, culpable), esta forma viene dada porque en las zonas desérticas de Alola había muchas erupciones, así que tuvo que largarse a zonas más frías. El resultado es el de un pokémon con caparazón de hielo e incapaz de enroscarse como lo hace el original.

Pero da igual. Es de hielo. Mola un montón.

Sandslash de Alola

sandslash de alola pokemon sol pokémon luna

El último pokémon con forma regional para Pokémon Sol y Pokémon Luna ha sido, cómo no, la evolución de Sandshrew, Sandslash. El pokémon, al igual que su predecesor, será de tipo hielo/acero y poseerá también la habilidad manto níveo.

Esta versión es más grande que la original, con garras especializadas para la nieve y pelo en forma de púas bastante dolorosas.


Y hasta aquí las formas regionales de Alola, culpables. ¿Qué os han parecido esta idea sacada de la manga para hacernos coleccionar, de nuevo, a algunos de los 151 pokémon originales?