traducción de Hades

Polémica con la traducción de Hades y fans cabreados con Supergiant Games

Las últimas actualizaciones del juego están trabajadas por fans, lo que ha bajado muchísimo el listón de la traducción de Hades.

Hades es sin duda uno de los mejores juegos del 2020 a los ojos de los aficionados y de la crítica especializada. Lo respaldan grandes ventas, reseñas de los usuarios de Steam y se hizo con ocho premios en los Game Awards. Sin embargo, la comunidad hispanohablante se enfrenta a un problema bastante serio. Las últimas actualizaciones del videojuego hacen que la traducción de Hades sea bastante pobre.

El tema ha dado bastante de qué hablar en redes sociales a lo largo de los últimos días. Ya que Supergiant Games ha afrontado el asunto directamente. Respondiendo a las quejas de la usuaria KWolframio en Twitter y acompañadas de un fragmento del códice que ejemplifica la situación. El equipo californiano indica que durante en la producción del juego trabajaron «tanto un equipo de localización profesional como traductores de la comunidad simultáneamente«.

A esta información añaden, también, que la versión interna del juego ya ha mejorado algunos aspectos de la traducción, y estos serán implementados en una actualización futura. Al margen de esto, Greg Kasavin (director creativo) también toma el mando de la cuenta del juego para responder personalmente a otra seguidora: «Hemos aprendido mucho trabajando con Hades, y claramente aún tenemos mucho que aprender. Apreciamos sinceramente vuestras impresiones y estamos leyendo todo. Por favor, tened en cuenta que estamos comprometidos a mejorar nuestras localizaciones de Hades, y a mejorar nuestro proceso en el futuro«.

Pero el caso de Hades no es aislado. Teltalle también tuvo polémica por incrustar fan-traducciones en sus juegos con un nivel bastante deplorable. Metal Gear Solid V contó con una traducción llena de errores y modismos latinos que enfadó a muchísima gente… Por no decir el caso de Disco Elyseum, el cuál se tradujo por fans a través de Clan DLAN, pisoteando contratos a profesionales del mundo de la traducción.