Se anuncia el primer DLC de NieR: Automata

El primer DLC de NieR: Automata es una obra maestra. Da igual lo que añada, lo importante es que nos dejará pelear contra los directores ejecutivos de Square y Platinum. En serio.

Square-Enix ha anunciado que el primer DLC de NieR: Automata está a la vuelta de la esquina. Se llamará 3C3C1D119440927 y saldrá el 2 de mayo en Japón. “Llegará pronto” a occidente, según dicen. En tierras niponas costará 1500 yenes, lo que al cambio serían 13 euros, pero se quedará en 15 porque ya sabemos cómo va esto. ¿Lo mejor de todo? Que incluirá como bosses al CEO de Square y de Platinum.

La compañía lo ha dado a conocer durante la emisión del directo de celebración del millón de ventas, como informa Gematsu. Al completar las nuevas misiones desbloquearemos nuevas vestimentas rescatadas del Nier original y otros extras. Por ejemplo, algunas canciones nuevas, la posibilidad de cambiar el color del pelo de los protagonistas, equipo con efectos únicos y alguna curiosidad.

Pero vamos a lo importante: podremos pelear contra Yosuke Matsuda y Kenichi Sato, los jefazos de Square-Enix y Platinum Games respectivamente. Como esto parece bastante inverosímil, el canal de Square facilita un gameplay del combate:

Batallas. Contra. Directores ejecutivos.

Esto anula cualquier duda sobre el GOTY de este año, faltaría más. NieR: Automata sigue siendo tan particular que nos propone, en un juego de ciencia ficción, pegarnos contra tíos con traje. Tíos con traje que, por si fuera poco, disparan su cara como proyectil. Japón, como de costumbre, no decepciona con sus idas de olla.

Además de la evidente gracia, esto viene a demostrar el buen resultado que ha conseguido el juego. Ha cosechado muy buenos números en ventas (más de lo que, probablemente, se esperaba) y esto significa que podremos ver más contenido en el futuro. Lo primero ha sido relanzar su precuela a ver cómo funciona. Si acaba teniendo éxito, no sería de extrañar que en el futuro veamos más NieR.

Pero que podamos seguir peleando contra algún CEO, por favor.