Primeras impresiones de Impact Winter, abrígate y entra a leer

¿Os va lo de sobrevivir a entornos extremos? Pues atentos a nuestras primeras impresiones de Impact Winter, un juego donde nuestro mayor enemigo será el mismísimo invierno y lo que ello conlleva.

En los últimos años el género de la supervivencia ha ido ganando su popularidad. No, no me refiero a Minecraft, sino a juegos donde el hambre y el entorno en sí son los enemigos. This War of Mine, Don’t Starve… Pues bien, hoy os traemos nuestras primeras impresiones de Impact Winter, el próximo título en unirse a este grupo.

La propuesta de Bandai Namco Entertainment y Mojo Bones es bastante simple: sobrevivir. Pero ojo, que esto tiene su miga más allá del objetivo. En el papel de Jacob Solomon, líder de un grupo de supervivientes, nos encontramos instalados en una iglesia abandonada. ¿El motivo? Pues el exterior, ya que el impacto de un asteroide ha hecho que la nieve cubra casi toda la civilización. No obstante, a pesar de no tener todo a favor, el grupo de Jacob recibe buenas noticias. Y es que captan una señal, la cual les enviará ayuda dentro de 30 días, así que nos toca seguir vivos hasta entonces.

Yo contra el invierno

Al igual que otros juegos de supervivencia, tenemos que luchar contra el tiempo para seguir con vida. Obviamente esto no significa que no nos derroten los enemigos, sino que tenemos unas estadísticas que debemos controlar que no bajen. Hambre, sed, energía y demás indicadores serán las barras que deberemos vigilar que no toquen los mínimos para no acabar muertos.

Para evitar morir de hambre y demás, debemos ir investigando el exterior, donde podemos encontrar zonas de interés con objetos como agua, carne o demás. A parte, también están presentes elementos básicos como madera, tornillos o latas, los cuales nos servirán para crear objetos nuevos o alimentar la hoguera de nuestro hogar provisional, la cual evita que muramos congelados.

Primeras impresiones de Impact Winter

Suena sencilla la cosa, pero tenemos que tener en cuenta varios factores. El primero es el tamaño de nuestra mochila, la cual no es precisamente muy espaciosa. Esto hará que en nuestros viajes más allá de la iglesia tengamos que dejar algunos botines donde los encontramos y dar prioridad a ciertas cosas. Eso sí, luego podemos depositar todo en nuestra base. Aun así, no deja de ser un desafío el no tener espacio para todo lo deseado.

A parte de esto, también contamos con enemigos en forma de lobos, personas o incluso el clima. Y es que no solamente los animales intentarán comernos, sino que al caer la noche podremos morir de frío, teniendo que recurrir a una tienda de campaña para sobrevivir si no llegamos a tiempo a la iglesia.

Todos deben sobrevivir

Antes mencionaba que éramos el líder de un grupo. Y es que sí, a parte de nosotros otras cuatro personas residen en la iglesia. No, no nos tocará controlarlos. No obstantes, ellos también cuentan con sus estadísticas, de modo que nos tocará estar también pendientes de otorgarles comida y demás para que puedan sobrevivir. Pero ojo, que no solamente están ahí para ello. Cada uno de estos compañeros será capaz de construir varios objetos, como son las citadas tiendas de campaña, recetas para mejorar las comidas o filtros de agua, entre otros. De esta manera, iremos consiguiendo tanto objetos útiles para nosotros como mejoras para la iglesia, haciendo que esta sea más confortable.

Además de esto, nuestros compañeros también son fuentes de misiones. Mediante encargos personales, nos pedirán explorar el exterior y traerles materiales para sus próximos proyectos, lo que permite desbloquear nuevos objetos. Y por si esto fuera poco, nos otorgarán experiencia.

¿Esto significa que tenemos un sistema de progreso de niveles? Pues sí, y es que al aumentar nuestro nivel desbloquearemos conductas para nuestros alíados. Con ellas podremos hacer que modifiquen algunas conductas, como puede ser que tarde en deshidratarse más. Eso sí, todas estos roles tienen su desventaja, de modo que toca decidir a qué darle prioridad. Por otro lado, con cada nivel que subamos iremos bajando el contador de tiempo que queda para el rescate. Sí, éste también avanza a tiempo real (un minuto real equivale a una hora en el juego). Eso sí, con la experiencia lograremos que descienda un tiempo tan valioso como el oro.

Impact Winter llegará el próximo 23 de mayo a PlayStation 4, Xbox One y PC. ¿Lograréis sobrevivir o el invierno extremo podrá con vosotros?