Por fin os traemos las primeras impresiones de Naruto to Boruto: Shibobi Striker tras probar la beta cerrada de este fin de semana. El juego tiene buenas ideas, pero aún mucho que pulir.

Le hemos dado unas cuantas horas a las distintas pruebas que nos han puesto por delante. Y tras ellas podemos hablaros de nuestras primeras impresiones de Naruto to Boruto: Shinobi Striker. Un pequeño resumen sería decir que está más verde que el smoothie de verduras de mi papelera. Pero sería quedarse corto y ser muy injustos con él.

El juego tiene sus puntos fuertes y sus buenas ideas. Y precisamente eso es lo que vamos a contar aquí. Así que no os quedéis con las primeras líneas y leed el artículo completo. Que escribimos bien y somos muy majos y “HECSPERTOS” en la materia.

Un nuevo concepto de juego

Hasta el momento los juegos de la saga de Naruto han sido más bien individuales. Es decir, nos han permitido jugar contra gente, pero siempre siendo uno solo.

Sí, hemos tenido apoyos de por medio en los combates. También hemos podido echar mano de herramientas y hemos visto la historia como nadie en los juegos de la saga de Ultimate Ninja. Pero en Shinobi Striker la cosa cambia radicalmente.

El concepto de este juego es muy diferente a lo que hemos visto hasta ahora. Se trata de formar equipo. De hacer piña y de conseguir los objetivos de los distintos modos de juego que se nos van poniendo por delante. Y eso es muy nuevo en un título de Naruto.

Como bien dijeron en su momento, hasta ahora hemos luchado solos. Pero en el manga y el anime, las misiones son por equipos de tres (más el líder). Así que, ¿por qué no trasladar esa sensación al juego?

Eso es lo que pretenten con este Naruto to Boruto: Shinobi Striker. Y en parte lo consiguen. Hay distintos roles, distintas técnicas y distintos movimientos según la clase que cojamos. Esto le da una profundidad táctica bastante grande al asunto.

El problema de esta beta ha estado en otro lado.

Una base que ya conocemos

Si bien el planteamiento final del juego es distinto a lo que hemos visto hasta ahora de Naruto, no pasa lo mismo con otros títulos que ya han salido. Nada más probar el juego, la sensación que tenemos es que estamos delante de un Naruto Xenoverse. O algo parecido.

La base de lo que hemos catado es realmente muy parecida a él. Creación de avatar, ciudad ninja de reunión con todos los ninjas pululando por ahí. Maestros ninjas que nos enseñarán técnicas… Solo hay que pasar unos cuantos minutos en la beta para darse cuenta de esto.

Una vez entramos en el juego, la cosa tampoco es que cambie mucho. Si bien es cierto que el modo de juego que hemos probado sí que es distinto y el polanteamiento de la batalla es mucho más táctico, el resto es clavado. Elegiremos las técnicas que queramos y nos especializaremos en un rol.

anuncio de naruto to boruto ninja striker poster

Tendremos varios movimientos a nuestra disposición. Ataque fuerte y ataque rápido, pero además también tendremos ataques a distancia y kawarimis. Además de ellos, también, cómo no, las técnicas especiales que se irán rellenando con el timpo y la técnica final.

Estos elementos que ya conocemos más la compenetración del equipo hacen que Naruto to Boruto sea un juego con un buen planteamiento. Una base interesante que puede ser muy entretenido. Sin embargo, la beta tenía más fallos de los que esperábamos.

Aún demasiado verde

La jugabilidad de Naruto to Boruto se centra en la movilidad por todo el escenario. El suelo y las paredes son exactamente iguales a la hora de correr por ellos. Pero nos ofrecen sitios de cobertura y escondites para llegar a nuestros objetivos.

El problema es que lo que hemos podido probar aún nos deja con fallos de movimiento y de control. Se hace muy caótico intentar subir una ladera con la cámara actual y los bordes de los barrancos han dado más de un fallo a lahora de subir.

Además, hay un importante y nefasto mal balance de técnicas que hace que unos predominen sobre otros con demasiada facilidad (atacantes a distancia ejem…).

Todos estos puntos son perfectamente subsanables con la ayuda de la comunidad y el trabajo del equipo de desarrollo. Pero aún les queda un importante camino que recorrer.

Además, seguramente, el hecho de no poder comunicarme con mi equipo haga que ser un sanador sea un verdadero coñazo. Poca vida y todos los enemigos van a por ti. Y nadie te ayuda.

En cuanto puedas hacer un equipo hecho y derecho y compenetrarte con ellos, la cosa cambiará. Como en cualquier juego de equipo.

Conclusiones de las primeras impresiones de Naruto to Boruto: Shinobi Striker

He de decir que las primeras partidas de Naruto to Boruto: Shinobi Striker me pusieron de los nervios. Los golpes no acertaban, me interrumpían cada dos por tres y los bloqueos eran casi imposibles.

Sin embargo, poco a poco le vas cogiendo el tranquillo y ves la endiablada velocidad a la que sucede todo. Los kawarimi, las esquivas, los bloqueos, las contras. Todo tiene mucha más profunidad de la que parece. Pero los fallos de la beta han hecho que no se pueda apreciar con claridad.

Dejaremos fuera del análisis los problemas de conexión y los líos con lo de encontrar partida. Era una beta y eso es lo que se espera de ella. Por eso la sensación es buena. En general. La idea, el planteamiento, el aire fresco a la saga…

Hay muchas cosas que pulir. Claro que sí. Pero oye, para eso era una beta y no la versión final del juego.