Primeras impresiones de Need for Speed Payback

¿Queréis saber cómo pinta el regreso de Need for Speed? Pues atentos, que os dejamos nuestras primeras impresiones de Need for Speed Payback, traídas directamente desde la Gamescom 2017.

Muchos han sido los lavados que ha ido sufriendo la saga Need for Speed desde su salida. Enfoques urbanos, centrados en carreras profesionales o incluso el tunning han estado presentes en la franquicia. No obstante, el último cambio de imagen que hemos visto pinta interesante gracias a Ghost Games. Por ello hemos querido traeros nuestras primeras impresiones de Need for Speed Payback tras jugarlo en la Gamescom de este año.

Antes de que os emocionéis, ya os vamos avisando de que la demo que pudimos probar corresponde con el gameplay visto en el E3 2017. Es decir, el asalto al camión, por lo que no estamos ante nada sorprende. Aun así, no podemos pasar por alto los detalles jugables que hemos podido apreciar.

Obviamente, a estas alturas nadie debería sorprenderse al escuchar que Payback cuenta con controles arcade, donde acelerar y frenar un poco para derrapar son los ejes de la conducción. Y por supuesto, no podemos olvidarnos del nitro para los acelerones puntuales.

No es takedown todo lo que reluce

Como ya vimos en el E3 2017, los takedowns de Burnout estarán presentes. A esto, que a priori mola, hay que añadirle varios peros, siendo el primero que simplemente se tratan de animaciones. Como ya se vio, los enemigos cuentan con una salud que va disminuyendo con cada golpe que les damos. De esta manera, al perderla toda quedarán fuera de combate con la clásica animación de destrucción.

Visualmente resulta eficaz, pero a la hora de jugarlo resulta monotono el andar chocando con otros sabiendo que sí o sí perecerán tarde o temprano. Eso sí, al menos el daño que realicemos dependerá de la velocidad con la que realicemos la colisión.

Obviamente nosotros también podemos salir dañados, aunque en nuestro caso no contamos con un indicador de salud, sino que simplemente chocaremos para reaparecer en el asfalto una vez mas.

Con respecto al modo carrera, las cosas son las ya conocidas. Un destino y varios coches compitiendo por llegar el primero. Por desgracia, aquí no vemos los impactos del modo historia, lo que le resta el factor novedad a esta modalidad. De esta manera logra conservar su identidad y no parecer un Burnout al uso.

Need for Speed Payback estará a la venta el día 10 de noviembre. Las plataformas en las que se quemará el asfalto son PlayStation 4, Xbox One y PC.

No Hay Más Artículos