Primeras impresiones de The Elder Scrolls Online: Morrowind

En menos de un mes estaremos pisando Vvardenfell y hoy os traemos las primeras impresiones de The Elder Scrolls Online: Morrowind para ir abriendo boca.

Este año uno de los títulos que más han marcado la saga The Elder Scrolls cumple 15 años, y en su MMORPG online lo celebraremos con una nueva expansión dedicada. De modo que es un orgullo y un honor poder traeros las primeras impresiones de The Elder Scrolls Online: Morrowind.

Por desgracia toda la historia principal que envuelve esta nueva trama no la hemos podido catar todavía. Lo que sí es cierto es que hay muchas secciones cerradas, ligadas a misiones. ¿Qué quiero decir con esto? Que no recorreremos Vvardenfell como si fuese un mapa más. Será una expansión que dará de qué hablar, nos aportará contenido y nos traerá una nueva trama que está de lo más interesante.

acceso anticipado a the elder scrolls online morrowind

Para empezar nos encontramos con que un “pedaso de fiistro” de meteorito acecha la ciudad de Vivec. Ahí empezamos nosotros. Acechados por el meteorito que podemos ver mientras nos fabricamos un set antes de enzarzarnos en la aventura.

Obviamente tendremos que ir bien preparados para defender a arco y duales (o a capa y espada, como prefiráis) Vvardenfell. Y es que a cualquiera que se pegue un garbeo y haya disfrutado como hice yo de The Elder Scrolls III: Morrowind cabalgará de infartito en infartito.

Desde zonas totalmente perfeccionadas que quitan el hipo, hasta zonas en las que a uno se le saltan las lágrimas de ver cómo han plasmado la esencia de una de las entregas más carismáticas de la saga. Lo sé, muchos de vosotros os unistéis a partir de Oblivion y Skyrim. No sabéis lo que os habéis perdido, culpables.

the elder scrolls online: morrowind vvardenfell

Una nueva clase, casi cuatro años después.

Cuando en Bethesda celebran cosas, lo hacen por lo grande. Llega Morrowind y para poder salvar el mundo entero tendremos que devolverle a un semi dios los poderes que perdió. Para ello aparece una nueva clase que se sirve de la naturaleza para acabar con el mal. El Warden, envuelto de magia y con una habilidad especial que permitirá llevarnos a un oso como compañero de aventuras. Junto a él una asesina y miembro de Morag Tong, un gremio de asesinos que pertenece a Morrowind.

Encantada se queda corto. Warden es una clase que nos permite enfocar un conjunto de 3 perfiles de lo más peligrosos. Poder crear una clase únicamente de ataque junto con nuestra habilidad definitiva que nos permite invocar al oso para que nos ayude. Enfocarnos únicamente a curarnos y a apoyar al equipo con habilidades realmente poderosas que se valen del entorno. O simplemente crear un híbrido con aguante, que haga daño y que a su vez sea el complemento perfecto en una mazmorra de grupo.

the elder scrolls online: morrowind warden

Todavía hay cambios ligados a esta nueva clase, pero las sensaciones son fantásticas. Aporta frescura y libertad. Más aún después de casi cuatro años sin haber tenido una clase nueva en el juego. Por no hablar de que el pobre Warden siempre ha estado presente en la historia de The Elder Scrolls, pero nunca jamás había salido a la luz. 15 años han bastado.

Un PVP para toda la familia.

No todo el mundo está hecho a un PVP a base de facciones y con guerras bastante difíciles de por medio por conquistar una región. Por ello la idea de un PVP un poco más cercano a lo que se estila en otros juegos, llama la atención. Podremos jugar, además, con amigos aunque no formen parte de nuestra facción y en equipos. Es decir que si nos apetece pegarnos mamporros, no hará falta meternos en guerras de verdad. Y eso se agradece muchísimo.

Por el momento, todo lo que envuelve esta nueva expansión The Elder Scrolls Online: Morrowind me parece una locura muy fresca. Un punto que quizás incluso era necesario a estas alturas. Un mundo por descubrir, más historia que nos acerca al inicio de la saga, nuevos sets repartidos por el mundo.

Un sinfín de posibilidades nuevas al poder crear una clase de la que nadie sabe nada. Todo ello forman un conjunto que aunque no hemos podido disfrutar al 100% por ahora, nos han dejado con ganas de más y un hype que no nos deja dormir. La espera será larga y todavía queda un trecho hasta el día del lanzamiento, 6 de junio. O bien hasta el próximo 22 de mayo si la reservais y pedís acceso anticipado como aquí una presente.