Primeras impresiones de Tower of Time

Hoy os traemos nuestras primeras impresiones de Tower of Time, un prometedor juego que mezcla elementos del RPG más clásico con la estrategia en tiempo real.

En los últimos años el género de los RTS parece haber quedado relevado a un segundo plano. No solamente cada vez hay menos juegos que se atrevan con él, sino que incluso los grandes referentes han perdido su fuerza de antaño, como es el caso de Diablo. Sin embargo, una vez más los indies son los encargados de seguir remando a contracorriente, como es el caso que os traemos en nuestras primeras impresiones de Tower of Time.

Mezcla de géneros

Tower of Time nos traslada a una historia que gira alrededor de una misteriosa torre que ha surgido de la nada. Obviamente, las cosas no quedan así, ya que un joven decide ir a ésta junto a un grupo de guerreros para lograr descubrir todos sus secretos.

primeras impresiones de Tower of Time

No hay quejarse engañar por el aspecto que ofrece de primeras el juego. En un primer contacto puede parecer que estamos ante un RTS cual Diablo o Baldur’s Gate. Sí, tenemos vista asimétrica, controles de movimiento por ratón e incluso equipamiento de rol. No obstante, a la hora de combatir es dónde Tower of Time se permite tomar sus propias riendas.

Cuando nos topamos con un enemigo en Tower of Time, el juego nos introduce en un escenario específico para combatir. Aquí, la acción se desarrolla en forma de RTS, o juego de estrategia para los enemigos de las siglas. De este modo, manejamos a nuestros héroes a base de clicks para atacar a nuestros adversarios. A parte, a esto hay que añadirle los diferentes poderes de nuestros héroes y sus propias naturalezas. Arqueros, guerreros, magos… Todo ello, como es habitual en cualquier juego de estrategia, influye en Tower of Time. Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de la importancia de aprovechar la estructura de los entornos a la hora de luchar.

Aire a rol añejo

Otro de los campos donde se nota el mimo de Tower of Time es en su estilo narrativo. Más allá de las conversaciones que puedan tener los protagonistas de la historia, contamos con un narrador que se encarga de describir parte de los acontecimientos. A parte, también podemos ver descripciones de algunos de los elementos del escenario. Sin duda, este detalle hará las delicias de los aficionados a los juegos de rol.

Por supuesto, no puedo olvidarme de mencionar la dificultad del juego. Y es que ésta está recogida en ni más ni menos que cinco niveles distintos. Así que sí, Tower of Time está más que preparado para adaptarse a los paladares que busquen un desafío más ajustado a sus habilidades.

De momento Tower of Time tiene todas las papeletas para ser un gran título. Es original, sólido, tiene una trama interesante y ofrece un apartado técnico gratificante. Ahora tan solamente queda seguirle la pista y ver si finalmente cumple con las expectativas.

No Hay Más Artículos