Probamos Diablo III en PS3

Diablo III para consolas sale a la venta oficialmente el próximo 3 de septiembre. En Blizzard se han roto los sesos para meter todos los controles de un teclado y un ratón en los botones de los mandos. Y lo han conseguido, vaya que si lo han hecho. Nosotros hemos probado la demo de PS3 y os contamos los cambios más sustanciales del videojuego.

ARTÍCULO AVANCE DIABLO III 2

¿Dónde metemos tantos trastos? Fácil, el inventario se muestra muy seccionado en forma de ruleta alrededor de nuestro personaje, de esta forma, la lista de objetos en cada apartado es más corta. La información se muestra en tres columnas: la primera con el personaje y la ruleta, donde seleccionamos qué objetos queremos consultar, la segunda despliega la lista de ítems con un nuevo sistema de clasificación a base de triángulos (verdes: mejor; rojos: peor) y la tercera nos muestra lo que tenemos equipado.

Otro aspecto que cambia respecto a la versión de PC son los ítems que saqueamos a los enemigos vencidos. En PC tenemos controles por todos lados para abrir y cerrar huecos en los que guardar y cambiar de sitio todos los objetos y a menudo, cuando no cabían más, había que hacer malabares. Para evitar esto, se han reducido los ítems que dan los personajes pero también se han mejorado, de forma que saqueamos poco, pero con más calidad. Estos objetos van apareciendo en la propia pantalla del juego en una lista, pudiendo ver sus características y equiparlos directamente sin pasar por el inventario.

Hasta aquí, todo es pura implementación del sistema de juego y rediseño del control. No han cambios respecto a personajes, historia o escenarios. La experiencia es diferente, pero la esencia es la misma.

diablo3-ps3

Ahora vamos a la parte más práctica de Diablo III en consolas, el multijugador. Está pensado para cuatro usuarios, independientemente de que sea en local o en línea. Los jugadores que compartan consola también compartirán botín, por lo demás, no hay diferencia de tener o no a alguien al lado jugando.

La unión a la partida es sencilla. Coges el mando, enciendes, aparece la pantalla del personaje, lo eliges y entras al mismo punto donde estaba el primer usuario metido. Sin cargas ni esperas ni cortes. Desde luego es un punto a favor, porque cuando alguien viene una vez empezado, lo que menos te apetece es esperar. También es sencillo el abandono. Si un jugador deja de manejar un personaje, este seguirá automáticamente al resto, sin hacer nada más. No nos corta el rollo, pero si no queremos que se muera es mejor protegerle un poquito o cuando el amigo vuelva a unirse nos echará la bronca por no cuidar de su amado personaje. Se juega en pantalla única y la cámara se adapta según la distancia a la que estemos unos de otros. Cuanto más nos alejemos, más plano se verá.

Estas son las principales novedades de Diablo III en consolas y al menos una servidora las ha visto positivas. Porque seamos sinceros, quien siempre ha jugado en ordenador, tampoco tiene por qué cambiar, sin embargo, el que esté acostumbrado a consolas lo va a ver todo muy intuitivo y va a poder disfrutar de una saga tan mítica como Diablo.

[youtube]http://youtu.be/cH69MEQeQE8[/youtube]

En cuanto a las versiones de PS3 y Xbox 360, se lanzan como decimos el próximo 3 de septiembre. Desde Blizzard aseguran que ambas serán iguales a excepción de las primeras copias para la máquina de Sony, que incluirán siete objetos exclusivos como unas alas, un collar inspirado en Uncharted o una mascota. En cuanto a la nueva generación, llegará pero no hay fecha concreta. Tan solo se sabe que será 2014.

Y por último, estad atentos porque cabe la posibilidad de que haya demo de Diablo III, aunque no está confirmado al 100%.