Project Scorpio podría tener más de 4 veces la potencia de Xbox One

Se filtra un documento que revelaría algunas de las especificaciones técnicas de Project Scorpio y que dejan a Xbox One en ropa interior de mercadillo.

Ya os hemos hablado hace poco de las expectativas que tiene Microsoft con su Project Scorpio, el nuevo hardware de Xbox One que a día de hoy sabemos que existe pero poco más. Se supone que no va a ser la sustituta de la actual consola de sobremesa de la compañía pero tampoco nos queda claro muy bien su función. Más que nada porque los directivos de Microsoft avisan de su gran potencia con respecto a la One y a PlayStation 4 Pro pero, como supondréis, si todo lo que salga en Scorpio le tiene que valer a One ¿de qué sirve tanta potencia?

Pero dejando de lado algunas de estas dudas existenciales y microsoftianas, vamos a centrarnos en el documento del que habla Digital Foundry y que, al parecer, han confirmado varios desarrolladores de Xbox (en el anonimato).

En este vídeo nos explican todo lo que se ha “descubierto” en este documento:

Para resumir, lo más importante es que Scorpio va a sustituir la ESRAM que usa Xbox One integrada en el procesador por otro tipo de RAM. Esto, en un principio, podría parecer algo malo porque en el caso de la actual consola de sobremesa de los verdes, ayuda al procesador a suplir la potencia que le falta y a superar sus límites cual libro de autoayuda tras ver El Diario de Noa.

Sin embargo, parece ser que el secreto está en la nueva potencia de Scorpio, que sería muy superior a la de la One y que, por lo tanto, no necesitaría de esta ESRAM para llegar a grandes cotas. De hecho, la GPU de la nueva consola de Microsoft podría ser casi 4,5 veces más potentes que la de One,  y que gráficamente también podría superar en ese mismo rango a la actual.

Con todo esto sobre la mesa (y más cositas que dice el vídeo) ¿hablamos pues realmente de una mejora de Xbox One o de una sucesora? Microsoft está súper contenta con ella y con su desarrollo (no pasa lo mismo con Scalebound, por desgracia), pero los misterios de esta nueva consola siguen ahí.

A ver si antes del E3 nos desvelan algo…