PS Vita vs Nintendo 3DS: Ponemos a prueba sus cámaras

Somos muchos los videojugadores a los que nos gusta la fotografía y las nuevas portátiles están adaptándose a nuestros gustos y parece que se unen a nuestro hobby… ¿pero qué prestaciones podemos esperar realmente de ellas?

La diferencia más crucial de una cámara a otra es la incorporación del 3D en la portátil de Nintendo, pero aparte de eso ambos dispositivos sirven para desempeñar prácticamente las mismas funciones, tales como tomar fotos, grabar y permitirnos utilizar la tecnología de Realidad Aumentada.

En cuanto a la resolución, por parte de la cámara de 3DS tenemos 0,3 megapixeles a una resolución de 640×480 tanto la interior como las exteriores. PS Vita, sin embargo, tiene una cámara interior de 320×240 y la exterior, al igual que las de la consola de Nintendo posee 640×480 de resolución.

( Las dos contrincantes y la escena a fotografiar.)

En cuanto a comparación juguemos a las diferencias, teniendo en cuenta que las dos fotos serán tomadas desde la misma posición y la misma iluminación cosas que influenciaran a a la apariencia final de la foto.

 

       Comparemos las dos imágenes, con la misma luz y misma posición .

Como podemos ver no son de gran calidad por la poca resolución que tienen, siempre acaban un poco desenfocadas y con un efecto granulado, aun así parece que la portátil de Sony despliega colores más naturales aunque con tendencia a los blancos y diferentes a los de Nintendo 3DS, que ofrece una gama más viva.

Así mismo, el nivel de borrosidad es más alto en la 3DS, reproduciendo la PS Vita una imagen algo más nítida.

Otro punto negativo de la 3DS es como engaña el marco, pues las dos fotos son tomadas exactamente misma posición y mismo angulo, y parece ser que la portátil de Nintendo coge más escena y su pantalla nos la recorta engañándonos con el resultado final.

En resumidas cuentas parece que, por poco, la consola de Nintendo pierde frente a PS Vita. Ahora tan solo está la cuestión de cómo pasarlas al ordenador, donde gana Nintendo gracias a la sencillez, y es que por medio de su tarjeta SD, se coloca en el ordenador y punto, sin embargo la PS Vita necesita ser conectada por medio de cable USB y hay que usar su gestor de contenido, con lo que para mí gana Nintendo, pues no soy muy de instalar software superfluo en ordenadores.

Quien se compra una de estas consolas evidentemente no es por las características de la cámara de fotos, aunque siempre viene bien saber cual de las dos ofrecerá más rendimiento, pues nunca se sabe cuando acechará la foto perfecta que nos otorgará el Pullitzer, ¿no?