¿Quieres convertir tu teléfono móvil en un gamepad?

Aprovechando que los señores de TenGO llevan un tiempo dejándonos probar unos cuantos productos suyos, como la Oval Home Station o los dispositivos para Android TV como la Microbox Quad Core o la más reducida MicroPC 80QC; me he decido a hablaros de una característica muy curiosa, el miracast.

Si, lo sé, es un palabro como para meterme en la cárcel una temporada, pero no me echéis las culpas a mí, que no me lo he inventado yo. Y ojo, que la traducción española sería “movimiento somático”, así que la cosa tampoco mejora mucho.

Pero bueno, ¿qué narices es eso del miracast?, os estaréis preguntando. Es una función que incluyen algunos aparatos basados en Android, como los que he mencionado más arriba, que consiste en clonar la pantalla del móvil y lanzarla a la televisión. De esta forma, todo lo que se vea en la pantalla del smartphone, también se está viendo en la pantalla de la televisión y a un tamaño mucho mayor. Una especie de streaming del móvil hacia la tele, para que nos entendamos.

La gran ventaja de esto es que no solo copia la imagen, sino que también detecta el movimiento, por lo que sirve para jugar a todos esos juegos basados en movimiento con una comodidad mucho mayor.

Pongamos por ejemplo un clásico endless runner como Temple Run, donde lo único que hay que hacer es mover el móvil en la dirección que tenga que seguir el personaje a continuación. Hacer eso en el móvil puede ser una tortura, porque al mover el teléfono no se ve del todo bien la pantalla y es incómodo. Este problema queda solucionado con miracast, ya que la pantalla está totalmente fija en la televisión. El móvil queda así, pues, convertido en un gamepad.

La opción ideal siempre será un mando hecho y derecho, pero en caso de que no lo tengáis o de que quisierais una opción más barata, la función miracast es ideal. Además, aunque el uso más útil que nosotros le vemos  es en los juegos por eso de que es de lo que más hablamos, tiene más utilidades. Abrir una foto en el móvil o incluso reproducir un vídeo de Youtube y que se vea a pantalla completa en la tele no tiene desperdicio.

Por lo que pudimos probar nosotros, la función además no tenía ningún tipo de retraso entre el movimiento y la acción en pantalla. Tampoco es algo generalizado, ya que depende del tipo de móvil que tenga cada uno, pero a priori este invento del miracast, movimiento somático o como queráis llamarlo, funciona perfectamente.

Lo que no tengo claro, eso sí, es cuánta batería se come usar esto. Aunque para el uso que se le suele dar de visualizar contenidos momentáneos o echarse una partidilla rápida no debería de ser un problema. Además, tampoco gastará mucha más batería que Twitter, que prácticamente se la come.

Así que ya sabéis culpables, echadle un ojo a esto porque ya tenéis una forma más de usar vuestro móvil. Que mandar fotos tontas por Whatsapp está muy bien, pero esto está incluso mejor.