Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4

Ratchet & Clank. Una de las parejas más famosas de los videojuegos y marca y seña de Sony en la época en la que las compañías utilizaban como mascotas a sus personajes. El simpático dúo fue, junto a Jak and Daxter, uno de los emblemas de la forma de hacer los juegos en ese entonces. Y ahora vuelve a ser protagonista por su esperado reinicio.

Hace ya 14 años del videojuego que dio comienzo a esta saga. Era 2002, año en el que debutaba en el mercado internacional Xbox, en el que salía a la venta Gamecube en Europa y, sobre todo, PlayStation marcaba las reglas de juego con su gran consola, la mítica PS2, de cuyo inmenso catálogo –el mayor de una plataforma de la historia-formarían parte Ratchet & Clank y sus continuaciones. La consola de sobremesa más vendida de la historia sería la que, si bien tuvo un notable precedente en la PSX, daría fama mundial a las máquinas de Sony por los grandes juegos con los que contaban.

Era otra generación y también otros tiempos, otra manera de ver a los videojuegos. A partir de la séptima generación (PS3, Xbox 360 y Wii) el multijugador online, la espectacularidad gráfica y la intención de dar una imagen más épica y seria al medio marcaron a las obras que salían al mercado. Pero en ese entonces era muy distinto. El online daba sus tímidos primeros pasos y los juegos principalmente buscaban ofrecer una campaña jugablemente divertida. No buscaban contar la mejor de las historias, ni sorprender con novedosas formas de narrativa. El objetivo era que el usuario pusiese el disco, cogiese el mando y a disfrutar.

Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4

¿Que a qué viene toda esa parrafada? Pues a que el Ratchet & Clank de PS4 es un reboot del original, con todo lo que ello conlleva. Porque una vez que llevas un par de horas con él no se siente como un simple remake del primero y sin embargo conserva gran parte de su historia, sus escenarios… y su esencia. Es decir, la ya mencionada idea de que el juego tiene que hacer todo lo posible para que te diviertas. Y lo consigue, vaya si lo consigue. Pero vayamos por partes.

Una historia ligera y fácil de digerir

Los que hayáis disfrutado del original reconoceréis gran parte del argumento central de esta obra, que es más un agradable hilo conductor de los acontecimientos jugables que un elemento principal. En las aproximadamente quince horas que dura una partida seremos testigos de lujo –o protagonizaremos, dependiendo del punto de vista- el primer encuentro entre el mecánico Lombax Ratchet y el robot Clank y cómo se embarcaron en una loca misión en pos de salvar la galaxia del malvado plan de Drek, un empresario que pretende extender su poder utilizando para ello un ejército de robots.

Como ya se ha indicado, si sois veteranos de la franquicia os sonarán esos hechos. Eso sí, esta vez cuentan con el simpático añadido de que la historia nos es contada por el heroico Capitán Qwark. ¿Por qué? Porque acaba de descubrir que se ha realizado una película sobre estos hechos basada en el punto de vista de nuestro Lombax favorito y no en el suyo. Sí, Insomniac vuelve a dejar claro que no tiene reparos en hacer guiños a que se trata de una adaptación de una película que a su vez es una adaptación de un videojuego.

El Capitán Qwark trabajando duro por el bien de la galaxia

El Capitán Qwark trabajando duro por el bien de la galaxia

No esperéis grandes sorpresas en el argumento: Ratchet & Clank es un juego directo… como en los viejos tiempos

Y es que ese es otro de puntos clave de la saga que se encuentra aquí también presente: el humor que destila, tanto la historia, como los personajes, como las armas (aquí merece una mención especial el Marchitrón, que deja a los enemigos indefensos mientras bailan al ritmo de la música. Brillante) hasta los propios enemigos, cuyas animaciones sumamente detalladas aportan comicidad en cada movimiento.

Fiesta de partículas

Animaciones que vienen de la mano de unos gráficos que –como salta a la vista- quitan el hipo. Se nota aquí la veteranía de Insomniac al programar en las consolas de la empresa nipona, pues pocos juegos sacan tanto jugo a las posibilidades técnicas de la PS4 como lo hace Ratchet & Clank. Cada uno de los variadísimos y geniales escenarios y planetas ofrecen una amalgama de paisajes, partículas y personajes pulidos (los pelos de Ratchet son el mejor ejemplo de ello). Si no fuese por reciente Uncharted y por The Order: 1886 estaríamos hablando de la mayor muestra de potencia que posee la consola.

Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4

Cada paisaje es una maravilla visual

Novalis, Batalia, Pokitaru… son los nombres de algunos de los planetas en los que se localiza la aventura. Y cada uno de ellos muestra un aspecto cuidadoso en todos los sentidos. Vale la pena detenerse un momento al llegar a la localización en cuestión y observar lo que rodea el área de inicio. Por regla general, suele ser un espectáculo de detalles: luces, enemigos, estructuras, vegetales, naves combatiendos, partículas brillantes…

Y es que es difícil hablar de este apartado haciéndole justicia, pues es de esos casos en los que sin duda una imagen vale más que mil palabras. Y por una simple regla de tres hemos llegado a la conclusión de que 10 imágenes valen como 10.000 palabras. Así que os dejamos una galería de imágenes y aquí termina el análisis.

Vale no, guarda el látigo Manu.

La diversión de ir armados hasta los dientes

Pero nada de esto tendría sentido sin el elemento principal para el que están dispuesto todos los demás. Ese que hace que este sea un más que digno Ratchet & Clank, por encima de los gráficos, la historia e incluso el humor: la diversión a base de plataformeo del bueno y de masacrar a los enemigos contando para ello con un grandioso arsenal digno de un héroe de guerra… eso sí, de uno muy peculiar. Es difícil imaginar a Rambo llevándose a Vietnam un rayo láser que convierte a los enemigos en ovejas.

A primera vista podría parecer que el aspecto más destacado de este juego es su sobresaliente apartado técnico pero podemos decir sin temor a equivocarnos que ese es solo la guinda del pastel, uno especialmente delicioso y que hemos disfrutado enormemente saborear. La jugabilidad a la hora de controlar con el mando a la pareja de protagonistas es tan sobresaliente que incluso nos atreveríamos a decir que es aquí donde más se nota los retoques, mejores e innovaciones respecto al original.

Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4

Y es que la cantidad de movimientos y armas que llegaremos a desbloquear a lo largo de la aventura la convierten en una trepidante montaña rusa que empieza con un Ratchet con un catálogo de opciones de lo más sencillo que termina convirtiéndose en una verdadera máquina de guerra. Así, desde el principio de la partida, en el que solo contamos con el doble salto para avanzar y la omnillave para defendernos hasta el final, en el que disponemos de las múltiples mejoras realizadas a Clank y un variado desfile de armas desbloqueables en la tienda hay un mundo (de hecho muchos) de diferencias.

                  Sr. Zurkon ha venido a matar

Esa escalada de la jugabilidad a lo largo de la partida va de la mano con una subida continua de la locura y la cantidad -y fiereza- de los enemigos a los que hacer frente. Y para ello contamos no solo con las armas del original – que de toda la saga era el más cercano a ser un plataformas y el menos centrado en la acción- sino que se le han añadido muchas de las aparecidas en posteriores entregas de la saga -como el ya mencionado Ovejeitor- y algunas otras totalmente nuevas y que resultan ser bastante curiosas como el Pixelador, que durante la campaña promocional fue la estrella de la función por méritos propios. El placer culpable de convertir a todo lo que encuentras por el camino en un puñado de píxeles -con sonido de 8bits incluido- es solo comparable al de verlos convertidos en polvo después de utilizar el Lanzadepredadores contra ellos. Qué mejor forma de convertir a los niños que lo jueguen en pequeños psicópatas en potencia.

Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4

Pixelar a los enemigos es un placer muy culpable

Todo ello se ve potenciado por el potencial que posee la pareja cuando están juntos en cuanto a acciones que pueden realizar. La cantidad de movimientos de los que disponen es enorme: doble salto, planear, impulsarse por el aire con un cohete, utilizar los mismos para dar grandes saltos de longitud, usar un gancho láser para recorrer el escenario… lanzarse desde el cielo a una plaza llena de enemigos con tu arma predilecta preparada para destruirlos a todos es un glorioso momento que hace que la palabra aburrido se borre de tu mente a la hora de hablar de este juego.

Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4

Este es uno de los casos en los que el tamaño SÍ importa

Hicimos hincapié en decir que es así cuando están juntos y fue por un buen motivo: otro de los añadidos respecto a la primera versión de este historia es que esta vez Clank dispondrá de misiones en solitario en las que habrá de escapar de mortales enemigos y resolver rompecabezas -en líneas generales bastante sencillos- utilizando su ingenio. Estas fases añaden una mayor variedad a un conjunto al que hay que sumarle también las secciones de tiroteos controlando una nave especial a las que le sienta sensacional el impecable apartado técnico pues son batallas muy espectaculares.

Vuelta a los inicios

Ratchet & Clank tenía dos metas diferentes pero muy relacionadas: ser un buen juego de PS4… y ser un buen reinicio de la saga. Y en ambos casos cumple con creces. Pocos juegos más divertidos que este pueden encontrarse en el catálogo de la negra de Sony. Porque sí, es una maravilla gráfica y todo eso, pero al final estamos aquí para divertirnos. Insomniac no solo no lo ha olvidado, sino que nos da todo lo que ya ofrecían hace 14 años potenciado por las posibilidades que traen los nuevos tiempos.

Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4

Matar con fuego es siempre divertido

Por ello os recomendamos su obra a todos los que habéis tenido paciencia de leer este análisis hasta el final, y más teniendo en cuenta el precio. Porque aunque este no debe ser nunca un factor a la hora de criticar un juego (y aquí no lo ha sido) sí que hay que reconocer cuando las cosas se hacen bien en ese sentido y pocos triple A hay en el mercado que en su fecha de estreno se encuentran a un precio tan asequible. Y más teniendo en cuenta que cuándo lo terminas desbloqueas un modo Desafío que te permite disfrutar de nuevo la aventura con suculentos añadidos que cambian en muchos aspectos la partida. ¿Qué más se le puede pedir a esta vuelta a los inicios?

Ratchet & Clank - Análisis PlayStation 4
PUNTOS CLAVEEl espíritu de la PS2: diversión sin complicacionesUn reinicio más que a la altura, supera las expectativasPulido en todos los aspectos, tanto jugabilidad como gráficosAlgunos echarán de menos algún modo multijugador, ya sea online u offline
ALTERNATIVASLa trilogía original
9.3Frenética diversión
Diversión10
Jugabilidad9.6
Gráficos/sonido9.5
Historia/misiones8
Puntuación de los lectores 11 Votos
8.4