Razer Anansi - Análisis periféricos

Volvemos una semana más a analizaros un periférico, culpables. En esta ocasión dejamos de lado los ratones y el League of Legends para centrarnos en un teclado: el Razer Anansi.

En el tema presentación nos encontramos a lo que nos tiene acostumbrados Razer: una caja sencilla de abrir por un lateral. Al no ser un periférico de una edición especial de algún juego no nos encontramos la caja con imágenes de videojuegos, sino con fotos del teclado y las menciones de sus principales características.

Dentro nos encontramos con otra caja donde reposa nuestra nueva arma y los papeles de instrucciones. Cabe destacar la presentación, siendo en negro mate con el logo y el eslogan de Razer. Y no se queda todo el lujo por fuera, ya que en el interior tenemos compartimentos para el sobre de los papeles de Razer y para los cables del teclado, de forma que todo tiene su sitio preparado.

Como viene siendo habitual en Razer, tanto las instrucciones como las pegatinas y la invitación al club de Razer están todas juntas en un sobre que presenta un acabado similar al de la caja interior del teclado, para tenerlo todo junto y que no se pierda.

Razer Anansi caja

Pasando ya al auténtico protagonista nos encontramos con que el Razer Anansi es un teclado con un acabado en negro mate que cuenta además con un diseño sencillo pero no por ello vistoso. No es precisamente grande ni pesado dentro de lo que cabe en el tema de periféricos para juegos, por lo que no tendréis que dejarle mucho más sitio que el de un teclado corriente. Además, con solo conectarlo al ordenador ya empezará a funcionar, sin tener que meterle drivers ni nada, aunque para sacar todo su potenncial deberos tirar del software del producto.

Las teclas son bastante agradables al tacto y responden correctamente gracia a lo blandas que son sus pulsaciones. Además, todas ellas están retroiluminadas, por lo que si sois de los que están frente a la pantalla del ordenador a oscuras os vendrá de lujo. Otro punto a favor de éstas es que no tienen las letras serigrafiadas, sino que están grabadas para que estén iluminadas. De esta manera también se evita que por el uso del teclado tengamos algunos botones desgastados  en los que ya ni se lea la letra o símbolo al que representan. Por su parte, el cable es largo y trenzado, acabando en dos USB dorados: uno para el teclado en sí y otro para la iluminación de las teclas, y como viene siendo habitual hoy en tía, cuenta con unas patas plegables para cambiar su ángulo de reposo.

Razer Anansi teclado

El Razer Anansi cuenta con un botón de funciones, que combinándolo con las teclas F nos permitirán realizar varias opciones, como son modificar el volumen, parar un archivo multimedia o activar el modo de juego del teclado, con el que la tecla Windows y las combinaciones Alt+y Tab y Alt + F4 se desactivarán, evitando que nos salgamos del juego sin querer.

Sin duda las grandes estrellas del Razer Anansi son sus botones extra, teniendo 5 situados a la izquierda del teclado y 7 justo debajo de la barra espaciadora. Los primeros de ellos se tratan de los macros, que podremos configurar gracias al software de Razer. Su uso es perfecto para los jugadores de MMORPG que busquen tener sus hechizos más a mano, aunque como en todos los periféricos, se les puede dar uso para otros géneros. Por su parte, los botones inferiores se tratan de combinaciones de teclas, correspondiendo cada uno a una de ellas, como son Tab y Shift, Alt y Tab… Su utilidad se muestra a la hora de activar el chat de voz, de abrir la ventana de Steam en algún juego o demás opciones. Si sois de reposar los pulgares debajo de la barra espaciadora igual os resultan un tanto incómodos y acabáis pulsándolos alguna vez sin querer, pero es el único sitio donde se pueden colocar para que sean accesibles con el pulgar izquierdo en medio de una partida.

Como ocurre con el resto de periféricos de Razer, podemos configurar el teclado entero gracias al software de la compañía, el Synapse 2.0, que nos permite cambiar las funciones de cualquiera de las teclas, incluyendo las especiales, dándonos la posibilidad incluso de asociarlas a la apertura de un programa, a accesos directos de Windows o a incluso funciones del ratón.  También podemos modificar el nivel de brillo de las teclas o el color, teniendo disponibles toda la gama de colores en todos sus tonos. Por último, nos encontramos con la posibilidad de crear macros compuestos por una sucesión de teclas, donde podremos elegir hasta el tiempo que transcurre entre la pulsación de éstas, útil por si queréis asociar un conjunto de hechizos a un solo botón. También podemos crear los macros en tiempo real con solo pulsar una sucesión de teclas nos empezará a grabar lo siguiente que tecleemos. Además, podemos guardar todos los cambios en varios perfiles distintos, útil por si queremos que en cada juego las teclas hagan cosas distintas.

Razer Anansi software

Una gran pega de este teclado es que no cuenta con la colocación española de las teclas. Para aquellos que se conozcan de memoria la posición de éstas no le supondrá un problema, pero quienes tienen que mirar para colocar símbolos andarán perdidos, ya que su colocación es distinta a la que estamos acostumbrados aquí. Por lo demás, si sois fans de los MMORPG o cualquier juego que requiera de pulsar varias teclas rápidamente, como pueden ser los juegos de estrategia, fijo que este teclado os viene de lujo gracias a su potente editor de macros.

Razer Anansi caja general