Razer Spectre - Análisis periféricos

Tras un tiempo de parón, hoy volvemos a destriparos algunos de los periféricos de la marca Razer, siendo la víctima de esta ocasión un ratón que gustará a los jugones de StarCraft II: el Razer Spectre.

ARTÍCULO ANÁLISIS periférico razer spectre

Antes de empezar a pasar la lupa por el Razer Spectre, hay que tener en cuenta que no estamos ante un periférico que ha cambiado su diseño para mostrar la marca de X juego, como ocurría con el anteriormente analizado Razer Naga Hex, sino que este mouse ha sido diseñado desde cero para adaptarse en especial al juego de estrategia de Blizzard. ¿Qué puede tener esto de especial? Vamos a verlo.

Diseño

A simple vista estamos ante un ratón que no destaca por ser la viva imagen de Optimus Prime o por tener botones hasta en el culo, sino que se trata de un periférico que tira por la sencillez como estandarte.

El Razer Spectre es un ratón de color gris cuyos adornos son solamente el logo de StarCraft II y unas franjas laterales. Ambas, junto a la parte inferior del mismo, poseen luces, tema en el que entraremos más adelante. Por su parte, los dos botones principales están compuestos por dos piezas separadas del cuerpo del periférico, estando ambas divididas por una rueda normal y corriente. Por último, los botones extras se dividen a dos, los cuales reposan en el lateral izquiero, de forma que quedan a la altura del pulgar. Respecto a su forma no nos encontramos con ninguna clase de ergonomía especial, por lo que los zurdos también pueden usarlo (sin tener en cuenta la inacesibilidad de los botones extra, claro).

El cable, como la mayoría de productos para los adictos al PC, está trenzado, cosa que impide que se hagan nudos si nos llevamos el ratón en una mochila, por ejemplo. También cuenta con un USB dorado para una mejor conexión.

Funciones

Si entonces no tiene apenas botones extra, ni una forma especial… ¿Qué tiene de especial para ser orientado a StarCraft II? Pues lo singular del Razer Spectre es el software que incluye. A diferencia de los demás periféricos de la marca, este ratón utiliza su propio programa específico. Gracias a él podremos cambiar las funciones de cada uno de los botones y guardarlas en diferentes perfiles, además de modificar la sensibilidad de movimiento del ratón y crear diversos macros para juegos.

Vale, todavía seguimos sin encontrarnos con nada especial para considerarlo especial en StarCraft II, pero ahora llegamos a ello, ya que se trata de una de las funciones del software: la iluminación. Si recordáis el logo y las zonas luminosas del ratón igual pensaréis que con esto simplemente se trata de cambiar de color dichas partes. Pues sí y no, ya que el objetivo del sofware es que cambien en diversas ocasiones.

Aquellos que juguéis a StarCraft estaréis familiarizados con el término APM, o para la gente normal, Acciones Por Minuto. Esto se trata de una cifra que suele emplearse para medir la habilidad de un jugador, porque no es lo mismo alguien que en un minuto ha realizado 60 acciones que otro que realiza el doble, siendo el segundo caso el que mejor aprovecha tanto el tiempo de juego como sus recursos. Pues bien, gracias al programa podemos hacer que cada minuto las luces vayan cambiando conforme nuestros APM están dentro de un rango u otro, por lo que podemos saber en medio de la partida si estamos jugando bien o andamos rascándonos las narices. Y no se queda ahí la cosa, ya que también podemos configurarlo para que cambie de color en determinadas alarmas del juego, siendo un ejemplo claro cuando nos atacan a nuestra base.

Razer Spectre software

Esto puede sonar muy bien escrito, pero a la hora de la práctica queda totalmente desapercibido, ya que con la palma de la mano tapamos el logo por completo del ratón, por lo que quedan solamente las luces laterales y la inferior, las cuales no se ven bien a no ser que nos fijemos en ellas, y si en vez de mirar a la pantalla miramos al ratón aunque sea un instante pues como que no estaremos centrados en el juego para conseguir un APM alto…

Ergonomía

Pasando ya a otro tema, nos encontramos con un ratón bastante cómodo y no solamente por su forma, sino por sus botones principales, los cuales podemos modificar gracias a una palanca situada en la parte de abajo del periférico. Con ella podemos ajustar la dureza de ambos clicks en tres niveles, de forma que con solamente rozar un poco los botones ya hagan efecto o que tengamos que darle con un poco más de decisión para que empiecen a andar. El objetivo de esta función es que en medio de una partida no la caguemos por culpa de mover las tropas a un lugar que no queríamos o no seleccionemos un soldado a tiempo, por lo que esta posibilidad es de agradecer.

Razer Spectre caja

Respecto al tamaño del ratón estamos ante uno mediano tirando a pequeño, así que si sois de manos grandes os costará un poco acostumbraros. Eso sí, gracias a ello es muy ligero, por lo que no os costará nada trasladaros por todo el mapeado.

Conclusiones

A pesar de estar centrado para jugar a StarCraft II, el Razer Spectre no destaca por ello, ya que sus luces al final pasan desapercibidas, sino que su mayor baza reside en ser un ratón sencillo y simple, ideal para aquellos que pasan de tener miles de botones a su alcance, cuando solamente necesitan cinco. Si sois de aquellos que siguen dándole que te pego al juego y andaban pensando en pillar el ratón por su supuesta especialidad os digo ya que no es una baza a tener en cuenta para nada, aunque eso no quite que sea un ratón que cumpla de sobra para jugar a cualquier tipo de título o género.