ReCore - Análisis Xbox One

Desde su presentación, ReCore no ha estado exento de polémica. Desde sus problemas durante la fase de desarrollo hasta incluso su “bajo” precio (¿pero esto puede llegar a suscitar críticas?) el título de Comcept no ha pasado desapercibido.

Para bien o para mal, la obra de Keiji Inafune junto con Armature Studio ya está entre nosotros y vamos a ver en qué ha quedado todo.

ReCore nos coloca en al piel de Joule, una superviviente terrícola en un planeta desértico y postapocalíptico llamado Edén Lejano. El periplo de nuestra protagonista le lleva a recorrer diferentes zonas del planeta para tratar de descubrir qué ha pasado para que, vaya vaya, allí no haya playa, y solo arena. Una aventura en la que no estará sola, ya que le acompañarán los Corebots (a medida que los vayamos desbloqueando), unos robots de diferentes formas (el perro que todos conocemos, una araña, una especie de titán gorilesco…) cada uno con unas habilidades que nos permitirán alcanzar zonas del mapa a las que no podemos llegar por nuestra cuenta.

analisis-recore-1

A la vista está que la trama de ReCore no se va a llevar un premio a la originalidad, pero no deja de ser una motivación para entrar en faena. Una vez tomamos el control de Joule, toca recorrer Edén Lejano y explorar sus calabozos, que hacen las veces de fases para las misiones principales. Estos calabozos tiene una estética similar y sus propósito suele ser ir desde un punto A hasta un punto B, descubrir algo, acabar con un enemigo poderoso y salir de allí. Y aunque parezca repetitivo, completar cada mazmorra de ReCore es divertido y gratificante, ya que en cada una se esconden una serie de secretos y mejoras que aumentarán la capacidad no solo de Joule, sino de los autobots que la acompañen.

Porque en ReCore podemos tunear a los compañeros robóticos. A partir de una serie de planos que iremos desbloqueando o encontrando, acudiremos a la mesa de trabajo localizada en la guarida de la protagonista y gastaremos las piezas que vayamos encontrando, ya sea en nuestro periplo o derrotando a los enemigos. Con cada mejora que añadamos a nuestro Corebot, mejorará su ataque, defensa y energía, además de subir su nivel. A la hora de partirnos el lomo contra las bestias que nos acechan, un robot poderoso es siempre un buen aliado.

analisis-recore-4

Hablemos ahora de los enemigos. Se trata de seres también de metal con tendencias asesinas y contra ellos solo tendremos nuestra habilidad, nuestro rifle y nuestros Corebots recién maqueados. El arma de Joule es un rifle y, como ventaja táctica, podremos adaptar los disparos al color del enemigo y de este modo infligir más daño. Esto, que a simple vista es sencillo, se vuelve tortuoso cuando aparecen enemigos de varios colores, ya que en medio del fragor de la batalla, es complicado combinar un sistema de apuntado automático y la atención al color, haciendo que la batalla sea en ocasiones confusa.

No solamente tenemos el rifle para dar finiquito a los robots. Cada enemigo dispone de un núcleo, que es lo que lo mantiene con vida. Si mermamos su escudo, podremos lanzar un gancho y, tras un tira y afloja no del todo bien calibrado, hacernos con ese núcleo, recompensa mayor que las piezas que pueda soltar.

analisis-recore-3

Y esto es ReCore. avanzar hacia diferentes áreas, completar calabozos y mejorar a nuestros compañeros. El mundo abierto que ofrece el juego es un  espectáculo visual e incorpora unos desafíos de plataformas que son un gusto, ya que el manejo de Joule es impecable. Por contra, el desplazamiento por Edén lejano es tedioso y aburrido por su mera estética. A esto hay que sumar tiempos de carga de hasta dos minutos, ya sea al iniciar el juego o al morir. Esperemos que en breve haya un parche para repararlo.

Gráficamente, ReCore tiene unas vistas maravillosas y unos paisajes (arenosos) que nos harán parar a deleitarnos, pero en lo referente al juego (personajes, mazmorras o efectos) no innova, siendo un acabado correcto sin florituras pero sin desentonar. En el debe quedan esos bajones por debajo de 30 fps en algunas zonas. El apartado sonoro en cambio es una maravilla, con piezas profundas para el viaje, y acción pura en las batallas.

analisis-recore-2

Para terminar, conviene recordar que ReCore es compatible con Xbox Play Anywhere, por lo que comprándolo una vez podemos adquirir su versión en PC gratis. Además, al contar con el archivo de guardado en la nube, podemos continuar en cualquiera de las dos plataformas.

ReCore es una experiencia individual con luces y sombras. El viaje de Joule se ve aderezado con la ternura de los Corebots, la diversión de las mazmorras y las secciones de plataformas. Por contra, los tiempos de carga y un enorme tedio en el desplazamiento agrían un menú con buenas ideas.

Arena y robots
La personalización de los Corebots.Descubrir e investigar las mazmorras.Un mundo abierto con mucho plataformeo.
Tiempos de carga impropios de esta generación.Tedio y aburrimiento en el desplazamiento por Edén Lejano.Apartado gráfico correcto pero con bajones de fps.
8Nota Final
Gráficos7.5
Sonido8.5
Jugabilidad9
Historia7
Diversión8
Puntuación de los lectores 8 Votos
7.9