El regreso de Twin Peaks: fuego camina conmigo de nuevo

El regreso de Twin Peaks está muy cerca. En pocos días conoceremos otro de los secretos mejor guardados en la mente de David Lynch. Ya sabemos quién mató a Laura Palmer, ¿y ahora qué?

Una de las noticias que más emoción me ha producido en los últimos años ha sido el regreso de Twin Peaks. Mi pasión por el cine ya venía de lejos, pero si tuviera que seleccionar la serie que me hizo engancharme a la televisión esa es sin duda la que nos ocupa.

Twin Peaks se estrenó a mediados de 1990, en una época de cambio en el panorama televisivo de nuestro país. Las cadenas privadas (Telecinco, Antena 3 y Canal+) acababan de llegar a los diales de la pequeña pantalla. Todos nos encontrábamos atónitos ante las nuevas posibilidades que se abrían en nuestros hogares. Era una época en la que Internet estaba en pañales y los teléfonos móviles eran inalcanzables para el gran público. La parrilla televisiva era el pasatiempo preferido de buena parte del mundo.

Las series todavía se encontraban a años luz de ocupar un puesto de privilegio dentro de ese tiempo de ocio en España. Bien es cierto que las grandes estadounidenses se paseaban alegremente por las dos cadenas públicas que había hasta aquel entonces, e incluso alguna española se colaba de vez en cuando. Pero siempre han sido productos considerados inferiores al cine. Y así era realmente si se miraba el presupuesto designado a uno y a otro.

El regreso de Twin Peaks

Por aquel entonces, las series que dominaban la pantalla llegaban del continente americano. Las siempre llamativas estadounidenses como El Equipo A, El coche fantástico o las de las familias con dinero por castigo: Falcon Crest, Dinastía, etc. La otra vertiente la comprendía los culebrones que nos llegaban de Sudamérica: Cristal, Topacio, Rubí y derivados. Salvo estas últimas, las series norteamericanas se componían básicamente de episodios conclusivos. La historia comenzaba y finalizaba en cada capítulo.

Twin Peaks en tu pantalla amiga

Twin Peaks cambió los cánones establecidos. Era una ficción arrolladora, muy diferente a lo que estábamos acostumbrados. De hecho, es bastante probable que de no haber nacido las cadenas privadas no hubiéramos podido ver la serie en España. Telecinco apostó con firmeza por su emisión, arriesgando mucho por el camino.

Eran los primeros meses de vida de la pantalla amiga. Ni siquiera contaba con cobertura nacional. La cadena se veía tan solo en las principales capitales (Madrid, Barcelona, Valencia,…) y poco más. Aun así, tomaron la valiente decisión de traer la serie a España. La jugada les salió bastante bien, aunque el mérito hay que dárselo a la machacona publicidad (y en parte engañosa) que nos invadió semanas antes de su emisión.

La campaña publicitaria basó su acción en los primeros minutos del episodio piloto. Twin Peaks comienza con el macabro descubrimiento de la muerte de una tal Laura Palmer. En verdad es el late motiv de la serie, pero el pequeño pueblecito esconde mucho más. No obstante, el departamento de publicidad hizo caso omiso a la rica trama y se centró en la muerte de la joven vecina. La población española fue bombardeada en televisión, radio y prensa con una noticia que comenzó a propagarse por todos los rincones: ¿quién mató a Laura Palmer?

El regreso de Twin Peaks

La acción tuvo un enorme éxito y los primeros episodios de Twin Peaks fueron devorados por los espectadores. No solo españoles en este caso. La serie fue un éxito mundial y abrió la puerta a que directores de cine (y actores) se interesaran más por la ficción televisiva. Hasta aquel entonces que un cineasta trabajara para la televisión se consideraba poco menos que un paso atrás en su carrera.

El regreso de Twin Peaks: lo bueno y lo malo de la serie original

David Lynch no pensaba diferente que la mayoría de sus colegas. Sin embargo, terminó sucumbiendo a la pequeña pantalla, junto a Mark Frost, mucho más acostumbrado a trabajar para la televisión. Ambos trabajaban en una historia de Marilyn Monroe que no tuvo luz verde y decidieron adaptar parte de la misma a un pequeño y misterioso pueblo del noreste de los Estados Unidos.

Twin Peaks se divide en dos partes totalmente diferenciadas. Aunque son dos temporadas las que se emitieron, la división no se puede buscar en el fin de la primera y el comienzo de la segunda. La serie da inicio con la conmoción en el pueblo por la muerte de Laura Palmer y la llegada del agente especial Dale Cooper del FBI para encabezar la investigación. Cooper descubrirá muy pronto que los habitantes de la localidad tienen secretos escondidos hasta en las orejas.

El regreso de Twin Peaks: ¿más culebrón que serie de misterio?

La ficción tiene también mucho de culebrón. Los personajes viven y reaccionan de forma distinta a la muerte de Laura Palmer. Pero también tienen interacciones de lo más peculiares, y los triángulos amorosos invaden la historia. Twin Peaks deja la duda de si es una serie sobre un asesinato o si es una serie sobre los vecinos del pueblo y de casualidad hay un asesinato. Yo apunto más a lo segundo.

El regreso de Twin Peaks

La primera temporada atina en casi todos los tiros que da. Engancha, entretiene y es una oportunidad única de comenzar, si no se ha hecho ya, a seguir a uno los maestros contemporáneos, David Lynch. Twin Peaks es dura para el espectador no acostumbrado, pero lo es menos que la casi completa filmografía del cineasta.

Es cierto que no todo es destacable en los primeros capítulos. Hay personajes que tienen facilidad en sacarme de mis casillas. Todo lo que compone el triángulo formado por Donna, James y Maddie (la prima de Laura) me saca de quicio. Mención especial al grotesco momento musical que se marca el trío, aunque realmente pertenece a la segunda temporada si no recuerdo mal.

Sin embargo, ese pequeño lunar no puede empañar unos personajes ricos en matices, una fotografía exquisita, muy pocas veces vista en la televisión por aquel entonces, y una historia que dejaba con ganas de más en cada capítulo. Twin Peaks fue de las primeras series en dejar la historia abierta episodio a episodio.

El regreso de Twin Peaks: la original hizo historia en la televisión

La serie comenzó a mostrar muy pronto los desvaríos tan geniales de Lynch en los sueños de la madre de Laura (Sarah Palmer) y en los del propio agente Cooper. En ellos aparecía Bob, un misterioso personaje que encarna la maldad absoluta. Además de aparecer también un enano y un gigante que desconcertaban aún más.

La mitología de la serie cuenta como el actor que interpretaba a Bob (el malvado espíritu) no era más que un miembro técnico de la producción que se había colado en un par de planos. Lynch, siempre al quite, decidió no borrar los mismos y darle un papel. La suerte o el destino jugaron un rol esencial, viendo el miedo real que causaban las escenas de Frank Silva, nombre del actor improvisado.

El regreso de Twin Peaks: ¿quién mató a Laura Palmer?

El regreso de Twin Peaks

Efectivamente, se quisiera o no, el misterio principal era precisamente el autor de la muerte de Laura Palmer. Lynch y Frost no quisieron en ningún momento desvelar el asesino. Existen rumores de que por ellos no lo hubieran hecho en ningún momento. Sin embargo, los productores de la cadena de televisión comenzaron a perder los nervios ante una posible caída en la audiencia y obligaron a descubrir quién mató a la joven Laura. ¿Todavía esto es spoiler? Sí, el autor material de los hechos fue Leland Palmer, el padre de Laura. Aunque Bob era realmente quien manejaba los hilos.

Una vez que se supo la identidad del asesino, los productores tuvieron que hacer frente a sus propios miedos. La serie pegó un bajón gigantesco en su audiencia gracias a la bajada de calidad de la trama. Lynch y Frost decidieron salir huyendo de aquella situación y los productores y directores que tomaron las riendas se tomaron a guasa Twin Peaks.

Una segunda parte desastrosa

Tras descubrirse al asesino, los argumentos fueron totalmente ridículos. Inventaron tramas absurdas con el fin de alargar la agonía de la serie. Personajes como James, ya de por sí ridículo cuando la ficción funcionaba, huyó del pueblo llorando y se encontró con situaciones que no interesaban para nada dentro de la trama. Ni siquiera transcurrían en Twin Peaks. También destrozaron otros grandes personajes como el de Ben Horne, un rico propietario de casinos, hoteles y centros comerciales. El remate llegó con un nuevo villano, Window Earle, tan transparente que anunciaba lo que iba a hacer a quien quisiera escucharle. La segunda fase de Twin Peaks fue un esperpento en toda regla.

El regreso de Twin Peaks

Afortunadamente, Lynch y Frost tuvieron a bien regresar para arreglar la situación en los últimos capítulos y “cerrar” dignamente la serie. En cuanto retomaron las riendas, se cargaron las tramas sin sentido y se volvieron a centrar en los más destacable. Crearon la Logia Negra y los dos últimos episodios fueron mucho más que dignos. Lynch no pudo dejar en el aire el asesino de Laura Palmer. Aunque nos dejó igualmente ojipláticos con un final que nadie esperaba. ¿Esto también es spoiler? El agente Cooper, tras su periplo por la Logia Negra, acaba invadido por el espíritu maligno Bob. ¿O no es el verdadero agente Cooper? La tercera temporada nos dará respuestas. O quizá no.

El regreso de Twin Peaks: la mágica (y estresante) banda sonora

Twin Peaks no es lo mismo sin que suene la hipnótica melodía que sonaba en el opening. Su creador fue Angelo Badalamenti tras escuchar las peticiones del propio David Lynch. Es de cafres cuestionar una melodía que ha pasado a la historia. Pero tampoco sería justo no criticar la falta de temas originales para la serie.

En todos los capítulos, salvo canciones importadas, suenan siempre los mismos acordes. Hasta el propio opening se me hace pesado con el tiempo. Dura aproximadamente minuto y medio y no sé vosotros, pero cada vez que suena pulso el avance rápido en el mando. El tema es extraordinario, pero escucharlo una y otra vez puede ser perjudicial para la salud.

En Twin Peaks hay dos o tres temas más originales, casi siempre acompañando a uno de los personajes o situaciones. Laura Palmer y Audrey Horne tenían su propio tema, pero este sonaba constantemente cada vez que hacían acto de aparición. Luego había otras canciones que acompañaban los diferentes momentos de la ficción. Es curiososo, como unas auténticas maravillas musicales acaban cansando de tanto utilizarse.

El regreso de Twin Peaks: tercera temporada, 2017

En el espectacular último episodio de Twin Peaks volvemos a ver a la misteriosa Laura Palmer. La joven avisa a Cooper que se volverán a ver en 25 años. Realmente han pasado 27, pero la tercera temporada está a punto de estrenarse. David Lynch ha mantenido en secreto todo lo relacionado con el rodaje. No ha trascendido nada de su historia. Sí se conoce que gran parte de los personajes de la serie aparecerán de nuevo. E incluso se ha colado alguno del desastre cinematográfico que iba a dar respuestas, Twin Peaks: Fuego camina conmigo.

Están, entre otros, Cooper, Andy, Lucy, Hawk, el Sheriff Truman (con un nuevo rostro), Audrey, Laura, Bobby, Ed, Leland, Sarah, Shelly, el doctor Jacoby,… En definitiva, casi todo el reparto completo de la serie. Incluso James vuelve. Todos ellos estarán arropados por una nueva serie de personajes que interpretan grandes nombre como Monica Belluci, Naomi Watts, Jim Belushi, Michael Cera, Laura Dern o Ashely Judd. ¿Estás preparado para el regreso de Twin Peaks?