Robin Williams pudo haber sido Hagrid en las películas de Harry Potter

El propio actor quiso protagonizar el rol del enorme y bondadoso Hagrid en la saga de Harry Potter, pero su procedencia le lastró a la hora de ser elegido.

En una reciente entrevista con The Huffington Post, Janet Hirshenshon (directora de casting de Harry Potter) ha desvelado este curioso detalle sobre el famoso actor y cómico Robin Williams, tristemente fallecido en 2014, además de otras muchas cosas, todo sea dicho. La directora ha comentado que el propio Williams estaba especialmente interesado en desempeñar el papel del buenazo de Hagrid en la saga Harry Potter. El motivo de que a un actor como Williams (y más cuando estaba interesado) no se le diese un papel como ese se debió a su procedencia, pues el hecho de ser norteamericano y no británico fue crucial.

Robin Williams pudo haber sido Hagrid en las películas de Harry Potter

No es ningún secreto que a la hora de elegir casting para las películas había una predilección total por actores y actrices de origen británico, algo lógico debido a la localización de los hechos de las novelas y las películas y al especial hincapié que hizo J.K. Rowling en esto. Robin Williams acudió a hablar con Chris Columbus (director de La Piedra Filosofal) con la intención de negociar su participación en la cinta pero el resultado es de sobra conocido: el escocés Robbie Coltrane fue el elegido para dar vida a Hagrid no sólo en La Piedra Filosofal sino en todas las películas posteriores.

Robin Williams pudo haber sido Hagrid en las películas de Harry Potter

Robbie Coltrane como Hagrid.

Hace más de 15 años, al poco de empezar todo el fenómeno de Harry Potter (al margen de las novelas) el propio Williams dijo al respecto del asunto Hagrid que “había un par de partes que quería desempeñar, pero había una prohibición a la hora de utilizar actores americanos.” Podría haber sido interesante ver a Williams como el afable Hagrid pero la restricción tenía toda la lógica del mundo y, aunque el actor era experto en poner voces, simular un acento que no es el tuyo no es tarea fácil.