Casi todas las compañías de videojuegos asentadas en Reino Unido pagan menos a las mujeres, pero hay una que despunta en esto de la brecha salarial. Rockstar les paga un 64% menos.

Por cada libra que gana un hombre en Rockstar North, una mujer gana 36 peniques. Mientras algunos cobran 100.000 libras al año, otras solo llegan a 36.000. Esos son los fríos datos que llegan desde Reino Unido, donde Rockstar lidera la brecha salarial entre las compañías de videojuegos.

De forma totalmente pionera, el Gobierno británico ha lanzado una base datos para averiguar cuál es la brecha salarial de género en Reino Unido. Es pionera porque no solo obliga a las grandes compañías especificar el salario medio por género, sino dividirlo por tramos. La media entre todas las empresas, según ha calculado GamesIndustry, es de un 14,47%.

La realidad es que en el mundo de los videojuegos, esa desigualdad se acentúa todavía más en ciertas empresas. Las empresas que mejores datos obtienen son, a su vez, las más grandes en tamaño. Sony, Microsoft y Electronic Arts son las que menor disparidad tienen (llegando incluso al 0% si se coge el salario mediano y no el medio). Los mejores datos los tiene Game, que paga a las mujeres un 1,9% menos.

En el otro extremo, están algunas compañías de videojuegos también muy conocidas. Sumo Digital, (los Virtua Tennis, algunos F1 o los Little Big Planet) paga un 33,7% menos a las mujeres. También por encima de la media nacional están Codemasters (22,2%), Jagex (21,7%), TT Games (20,9%), Creative Assembly (20,3%), Frontier Developments (14,9%) y Bandai Namco (14,5%).

No obstante, si hay un campeón de la desigualdad, ese es Rockstar North. El estudio paga la friolera de un 64% menos a las mujeres. Sesenta-y-cuatro-por-ciento-menos. Un jodido seseinta y cuatro por ciento menos.

Menos mujeres directivas

Según los cálculos de GamesIndustry (que han hecho un trabajo fantástico con esto), el techo de cristal también está presente en todos los sectores de Reino Unido. De media, solo el 39,29 del 25% de trabajadores con los salarios más altos son mujeres.

Ninguna compañía de videojuegos se acerca a esa cifra. La que mejor queda es Bandai Namco, que tiene al 30% de sus mujeres entre los puestos mejor remunerados. TT Games, Codemasters, Creatible Assembly y Jagex se mueven en torno al 10%. El peor dato global está en Sumo Digital, donde solo el 2,5% de los trabajos menos remunerados están ocupados por mujeres.

En la misma línea se mueve Rockstar. En la compañía, que es una de las que más factura en el mundo de los videojuegos, solo el 8% de los trabajos mejor pagados tienen a una mujer al frente.

Con todos estos datos, el 69% de las compañías de videojuegos británicas están por encima de la media nacional con respecto a la brecha salarial.

No hay datos del porcentaje de mujeres que se dedican profesionalmente al desarrollo de videojuegos. Pero no me extrañaría que fueran sensiblemente menos que los hombres. En España, por ejemplo, llevan estancadas en torno al 17% desde hace cuatro años.