Rovio ficha a un ex-trabajador de Battlefield en su nueva sede de Estocolmo

El imperio construido por Rovio, compañía desarrolladora del conocido Angry Birds,  sigue expandiéndose. Esta mañana el directivo Burman Oskar ha anunciado por Twitter que ocupará un puesto importante en el nuevo estudio de Rovio en Estocolmo. Oskar como nuevo gerente de la sede en Estocolmo, declaró “estoy súper contento de saber que soy el nuevo manager de Rovio en Estocolmo, en la nueva sede que abre hoy“. Burman se fue de Easy Company, estudio de EA, el mes pasado.

Burman está entusiasmado con la decisión y dijo, “en mi humilde opinión, Rovio es una de las desarrolladoras más importantes del mundo, perfectamente posicionada para el futuro por centrarse en lo digital y móvil, y además pensar en grande“. Y añadió: “Tengo que admitir que también estaba empezando a sentirme cansado de crear juegos violentos. A partir de ahora sólo voy a ejercer la violencia a través de esos cerdos animados“.

Rovio dice estar encantada con la decisión y que van a estar trabajando en “traer los mejores talentos de Suecia para trabajar por la compañía de más rápido crecimiento en entretenimiento y más innovadoras del mundo“.