Comienza el final, culpables. Y la primera en caer ha sido la del puño de Danny Rand. Se cancela Iron Fist solo un mes después del estreno de la segunda temporada.

Fue la última en llegar y ahora es la primera en marcharse. Netflix comienza a sufrir las “consecuencias” de la llegada de la nueva plataforma de Disney a América. Y eso se traduce en que se cancela Iron Fist de forma fulminante.

La serie que Marvel y Netflix trajeron a la vida con Finn Jones como protagonista ve así truncado su recorrido tras solo dos temporadas. La primera fue realmente la peor de todas las que se hicieron. El actor de Juego de Tronos no tenía dotes de luchador y las prisas por sacar la serie acabaron dejándole en un lugar bastante malo. Consiguieron recuperar algo en The Defenders y desde luego, la segunda temporada que se estrenó hace un mes ha superado con creces estos problemas. Pero aún así, no ha sido suficiente para Netflix. O para Disney.

Aún así, desde Marvel recuerdan que aunque ya no haya serie, sigue habiendo vida detrás de las pantallas. Concretamente en los cómics. Así que tampoco hay que pegarse leches contra la pared.

Iron Fist se convierte así en la primera víctima de la ruptura entre Disney y Netflix a causa de la nueva plataforma de los chicos de Mickey. Por el momento Daredevil, Luke Cage y Jessica Jones siguen su andadura, aunque de forma muy incierta. De hecho Disney ha dicho que seguirán en Netflix hasta que se acaba su ciclo. Suponemos que se refieren al contrato que tienen con la cadena.

¿Qué será de ellos tras esto? Pues una de tres. O no sabemos más de ellos nunca, o Disney lanza sus propios Defenders con nuevos actores o se los lleva a su cadena propia de streaming. ¿Por cuál apostáis, culpables?