Sega lanza una demanda por patentes contra Level-5

Las patentes. Como diría Josué Yrion, son el diablo. Pero ahí están para que las compañías se apropien de ella y no permitan que el resto las usen. Sega ha salido a la palestra para demandar a Level-5 por una de estas patentes. Concretamente, la patente se refiere al “movimiento o manipulación de uno o varios personajes a través del dedo o lápiz óptico en una pantalla táctil”

La franquicia que ha usado esta idea ha sido la de Inazuma Eleven en las consolas portátiles de Nintendo. Como podéis ver en el gameplay de a continuación, a la hora de empezar a jugar los partidos de fútbol, es necesario usar esa patente.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=ETT2MkYcRy8[/youtube]

¿ Y cuanto le puede costar a Level-5 la broma? pues no precisamente poco. Sega ha realizado una demanda formal solicitando 900 millones de yenes (casi 8 millones y medio de euros) y el cese de todas las ventas en japón de la franquicia.

Sin embargo, Sega puede llevarse una decepción, ya que de la misma manera que el juicio entre Microsoft y Motorola, el juez terminó decretando que el uso de esa tecnología moderna va en consonancia con la utilidad de la máquina, y ninguna empresa puede reclamar esa propiedad.