Sega podría volver al mundo del hardware

Según recoge  en su edición de tarde el diario japonés Kanawanu Yume, y para alegría de millones de aficionados a los videojuegos de todo el mundo, Sega estaría planteándose seriamente volver a desarrollar hardware propio.

Sega-logo

El mencionado periódico, que dice haber recibido la información de una fuente anónima sin contrastar, indica que tal decisión viene motivada por los altos beneficios que está obteniendo la compañía de Sonic con la venta de sus licencias a terceros como Tommo, Blaze o TecToy para la fabricación de dispositivos de juego (que incluyen varios títulos en memoria) y otros accesorios, así como por la grandísima acogida que están teniendo sus grandes clásicos en bazares digitales como la e-Shop de Nintendo, PS Store y Xbox Live. Concretamente, dicha fuente comenta lo siguiente:

Nos hemos dado cuenta del enorme potencial del mercado retro. Como demuestran los elevados ingresos obtenidos por la licencia de nuestras marcas y propiedades intelectuales, hay una gran cantidad de aficionados para los que Sega sigue siendo un símbolo y que continúan disfrutando hoy en día del increíble catálogo que tuvieron sus consolas. Por ello, es natural que en la compañía quieran aprovechar este contexto para buscar nuevas fórmulas de negocio que otorguen de nuevo a Sega la supremacía en el sector de la que gozó antaño.

Al parecer, en la sede central de la empresa en Tokio se estudian dos posibles vías para llevar a cabo esta idea. La primera, y la más romántica, consistiría en el desarrollo de una consola “multiplataforma” que, al estilo de la RetroN 5, incluyera un lector de discos y las ranuras para cartuchos necesarias para poder jugar a cualquier título lanzado para consolas Sega -ya sean portátiles o sobremesa-. No obstante, esta opción parece poco viable ya que, por el momento, no parece que Sega tenga también entre sus planes la reedición en formato físico de sus juegos con lo que los usuarios estarían limitados a los títulos que guardaran en su colección o a los que pudieran conseguir en el mercado de segunda mano (en los que Sega no obtendría beneficio por su venta).

La segunda opción, mucho más factible, sería la fabricación de un dispositivo similar a las Steam Machines de Valve, el cual contaría con conexión a internet y una memoria de almacenamiento interna para guardar los juegos del catálogo de Sega previamente descargados desde una plataforma digital creada por la compañía nipona. Se especula también con la posibilidad de que este dispositivo integre puertos USB o ranuras para tarjetas de memoria.

Estad atentos a vuestros mejores sueños para nuevas informaciones sobre este asunto.