Shelter 2 - Análisis PC
Tk-1M1wNVDY

Parece que últimamente tenemos que tirar de títulos indies para poder jugar a experiencias novedosas, como ocurriera hace tiempo con Shelter y su simulador de tejón. Después de más de un año, no es de extrañar que Might and Delight hayan vuelto a atraernos la experiencia de la naturaleza con una segunda parte, aunque esta vez viviéndola desde la piel de un lince.

Con este contexto comenzamos Shelter 2, un juego que no busca que vivamos una aventura de vencer al enemigo de turno o llegar a la zona final, sino que se sitúa en el territorio de los emuladores, poniéndonos en las patas de uno de estos felinos tan majetes. Y para rematar la jugada, también nos tocará encargarnos de sus crías, ya que nada más empezar el juego pariremos a 4 pequeñines a los que podremos nombrar.

A diferencia de la primera entrega, en Shelter 2 tenemos el realismo como bandera, ya que deberemos cuidar de nuestros cachorros para que sobrevivan en plena naturaleza. Para ello, deberemos alimentarlos y cuidarlos a base de cazar para ellos y escapar de los depredadores, todo ello mientras también intentamos que nuestro pellejo no sea el que salga mal parado.

shelter 2

No obstante, la cosa se termina aquí, y es que a pesar de tener un mundo enorme solamente tenemos la posibilidad de cazar y encontrar objetos ocultos, lo que hace que el juego se vuelva repetitivo una vez es superada la barrera de los primeros minutos de descubrimiento.

Centrándonos en el tema de los retoños, nos tocará cazar para ellos durante los primeros momentos del juego para que, una vez crezcan un poco, nos acompañen por el mundo, empezando la cosa a complicarse, ya que deberemos estar pendientes de que no se nos pierdan, mueran de hambre o que el lobo de turno se los zampe, cosas bastante fáciles de que pasen, así que ya os advertimos desde esta casa que no os encariñéis demasiado con ellos si luego no os queréis llevar algún disgusto.

Quitando el tema jugable, Shelter 2 nos muestra un escenario con la naturaleza en su esplendor, donde nos encontramos animales en su hábitat natural y vegetación revuelta por el aire, a lo que si le sumamos el estilo visual del juego y su sonido nos dejan con un panorama perfecto para los amantes del hábitat natural.

Además, esto también se refleja en el ciclo de estaciones del juego, algo que afecta al entorno, de forma que si queremos cruzar un lago no tenemos más que esperar a que llegue el invierno, el cual también cubrirá de blanco todo el mundo que nos rodea, haciendo que nuestras presas se refugien y nos sea más difícil cazar.

Por otra parte, cabe destacar que el juego no nos trata como tontos, y digo esto debido a los tutoriales, ya que son lo más simples pero eficaces que hay. De esta manera, cuando estemos cerca de nuestra primera presa nos saldrá un icono del lince cazando y mencionado el botón del ratón izquierdo, para que sin rodeos ni tapujos sepamos cómo realizar dicha acción.

Shelter 2 - Análisis PC
Shelter 2 es un ejemplo de que se puede reflejar la naturaleza en un videojuego con resultados envidiables. No obstante, su simulador de lince no está hecho para todos los públicos, por lo que antes de jugarlo tenéis que decidir si sus mecánicas repetitivas son un obstáculo insalvable o no para hacer el lince.
Shelter¿Goat Simulator cuenta como simulador de verdad?
Cuidar de unas crías de lince para que sobrevivanUn entorno natural más que cuidado y bonito¿Hemos dicho ya lo guapos que son los linces?
6.6Bonito pero repetitivo
Gráficos7.5
Sonido8
Jugabilidad5
Entretenimiento6
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0