Crítica de Shokugeki no Soma 3x07, se lía parda en Totsuki

Las cosas se ponen aún más chungas en un episodio que va a la velocidad de la luz. Shokugeki no Soma 3×07 pone a nuestro cocinero en su peor situación.

Si la semana pasada vimos un capítulo bastante oscuro, este no se queda a la zaga. Shokugeki no Soma 3×07 hace que tengamos ganas de partir caras con patadas voladoras y pone a Soma en un aprieto que, una vez más, se presenta como algo que no puede superar.

La evolución de los personajes y la carga emocional que hay en el episodio de hoy es bastante buena. Engancha y hace que empaticemos con ellos y con ellas de una forma bastante intensa. Jo. No quiero que cierren la Estrella Polar. Yo tampoco quiero.

La última shokugeki

La situación en Totsuki es chunga. Chunga de narices. Dejando de lado el sinsentido que es hacer lo que está haciendo el nuevo director, lo cierto y verdad es que la cosa no pinta nada bien. Sobre todo cuando se meten ya con la Estrella Polar.

Parecía evidente que esto se podía solucionar con una batalla culinaria. Vamos, que estaba cantado. Sin embargo lo que menos me esperaba era el movimiento de Eizan. Sí. Sé que es un rastrero y posiblemente el personaje al que más odio del anime junto al padre de Erina. Pero… es que lo de esta semana ha sido brutal.

shokugeki no soma 3x07 eizan

Sea como sea, la cosa es que Totsuki es ahora una dictadura y solo se hace lo que dice Central. Y por lo visto eso implica que se puede comprar a los jueces sin ningún tipo de repercusión para el mafioso, pese a que es escandalosamente obvio. Me recuerda a no sé qué gobierno de no sé qué país que se financia en B.

Evidentemente, esto implica dos cosas. Si Azami sigue en el poder, los combates culinarios se acabaron. Pero vamos, sin lugar a dudas. Esto ya se ha visto con la retirada de todas las solicitudes de combates. La segunda es que cualquier rebelde va a ser expulsado sin contemplaciones. Pero entonces ¿por qué se presenta Soma?

Los planes de Soma

Soma no es tonto. Si ha decidido enfrentarse a Eizan es por algo. Y ese algo espero que sea porque tiene algún tipo de plan. Pero conforme escribo esto, empiezo a pensar que igual es que simplemente está como una chota, que también es verdad.

¿Qué posibilidades tiene Soma de ganar en un combate donde los jueces están comprados? Pues… o bien el olor de su comida es irresistible (cosa que no creo que vaya a ocurrir), o bien hay un cambio de jueces a última hora. Sinceramente, creo que esto es lo único que puede salvar ahora mismo a nuestro cocinero. Y los únicos con autoridad para poder hacerlo son los consejeros. Ya tenemos al asiento dos en escena. E Ishikki también está desaparecido… pero ya lo han mencionado. La otra opción es que los antiguos alumnos vuelvan a tiempo.

Pase lo que pase, Soma vuelve a ser el centro de atención. Y esta vez puede que cambie la percepción de los alumnos de él. Ya no será el que les desafió y ninguneó. Ahora puede que sea el que salve Totsuki. O eso espero.

Un desarrollo de personajes muy bueno

Como hemos dicho en otras críticas de Shokugeki no Soma, el trato que tiene con los secundarios y la evolución que hemos visto de ellos está genial.

A lo largo de estas tres temporadas hemos visto cómo todos han ido cambiando, madurando y creciendo. Empezando por Soma, que ni de coña es el mismo loco que al principio, y terminando por Erina, que ahora mismo está completamente anulada.

Estos dos protagonistas son ahora mismo los que más centran la atención. Soma es muy calmado ahora y piensa más las cosas. Sabe que quiere y que tiene que aprender. Pero Erina ha desaparecido. No hay nada en ella que nos recuerde a la altiva y dura muchacha que en su momento nos sorprendió.

shokugeki no soma 3x07

Pero no son los únicos. El momento emotivo de la cena de la Estrella Polar y ese recorrido por las anteriores temporadas (y los capítulos especiales de por medio) son una muestra de ello. Nos han dejado ver cómo hasta Ibusaki Shun, el especialista en ahumados, tiene más agallas de las que parecía. Y ya es decir de un personaje que apenas tiene 3 frases en todo el anime.

Pero en general han sido todos. Los Aldini, Tadokoro, Hisako, Mito, Sakaki, Akira, Jun… todos los que hemos visto en el pasado tienen algo que decir en el episodio de hoy. Y el ver cómo no son simples “enemigos” a los que batir, sino que son personajes con aspiraciones, preocupaciones y deseos, les dota de una profundidad que nos hace conectar con ellos mucho más fácilmente.

Esto es de agradecer hoy día, ya que normalmente los secundarios aparecen y desaparecen en un plis plas. Pero en Shokugeki no Soma es algo fundamental. Si no, no le tendríamos tanta tirria a Eizan y Azami ahora mismo. Gracias a que hemos conectado con los otros secundarios, incluso con Subaru, los malos malosos de esta saga son realmente odiados.

Rindo… qué buscas

Pero sin duda alguna el personaje más misterioso que tenemos ahora mismo delante de nuestras narices es Rindo. La segunda consejera de la élite diez. La chica que no deja de comer. Es un personaje que lleva apareciendo desde el capítulo especial del verano, donde vimos a los diez consejeros juntos por primera vez, y que aún no se ha destapado del todo.

Es alegre, cachonda, fuerte … pero nada impulsiva. Sabe lo que hace en cada momento y, desde luego, parece que tiene una capacidad de análisis brutal. No duda en probar, en valorar y en degustarlo todo. Y eso, junto con sus caras tan siniestras, hace que sea un personaje a tener en cuenta.

shokugeki no soma 3x07 rindo

He de decir que en apenas 5 ó 6 capítulos ha captado mi atención como casi nadie. No sabría deciros si mi personaje “secundario” favorito es ella o Shinomiya. Desde las pasantías me quedé prendado del pelirrosa.

¿Qué buscará Rindo en todo esto? ¿Por qué ha ayudado a Azami y ha convencido a Tsukasa, el primer asiento, a seguirle? ¿Qué gana con todo eso? Y lo más importante ¿por qué está tan interesada en el combate con Soma? ¿Le apoyará o no? Como os he dicho, creo que va a echarle un cable en algún momento. Pero… lo que no sé es como.

Quiero que sea “buena”, aunque tenga intenciones ocultas. Y por eso me da tanto miedo. Azami es evidente que es malo. Eizan también. Pero ella… con esas caritas. Vamos, que es uno de los grandes personajes de esta temporada. A ver cómo nos sorprende. Ella y Tsukasa… otro personaje del que hablaremos otro día.