Skyrim Special Edition ya es gold y tiene requisitos para PC

Skyrim Special Edition ya ha entrado en fase gold y además ya tiene requisitos mínimos y recomendados para su versión de PC, como lo ha hecho saber Bethesda.

Skyrim Special Edition, la innecesaria remasterización del juego de Bethesda, ya ha entrado en fase gold y además la compañía ha hecho públicos los requisitos necesarios para jugar al juego en su versión de PC.

skyrim special edition pc requisitos

Lo primero quiere decir que el juego está terminado (o lo que es decir, ya le han cambiado las texturas en un tiempo récord de unos 4 meses) y además no podrá sufrir un retraso, que anda que tendría mérito. Lo segundo es que los requisitos son bastante previsibles teniendo en cuenta que es Skyrim pero algo mejorado. Los requisitos, tal y como dice Bethesda en su página oficial, quedan tal que así:

Requisitos mínimos

  • Sistema operativo: Windows 7 / 8.1 / 10 (requiere versión de 64 bits)
  • Procesador: Intel Core i5-750 / AMD Phenom II X4-945
  • Memoria RAM: 8 GB
  • Almacenamiento: 12 GB
  • Tarjeta Gráfica: NVIDIA GTX 470 de 1 GB / AMD HD 7870 de 2 GB

Requisitos recomendados

  • Sistema operativo: Windows 7 / 8.1 / 10 (requiere versión de 64 bits)
  • Procesador: Intel Core i5-2400 / AMD FX-8320 o superior
  • Memoria RAM: 8 GB
  • Almacenamiento: 12 GB de espacio libre
  • Tarjeta gráfica: NVIDIA GTX 780 de 3 GB / AMD R9 290 de 4 GB

Además se necesitará un total de 33 GB de almacenamiento para Playstation 4 (en su versión americana tan solo 20) y 25 GB en Xbox One (17 GB en su versión americana). Estas versiones llegarán con soporte para mods (como se confirmó hace unos días) y algunas mejoras gráficas. Por otro lado será también el primer juego que empezará a sacar jugo de la Playstation 4 Pro y podrá moverse a 4K nativos. Que de nuevo tendría tela que un juego con bastante añetes ya no tuviera 4K.

El juego llegará el día 28 de octubre para todas las plataformas y se puede reservar desde ya mismo. Venga va culpables, confesad, ¿quién va a caer en la tentación de una nueva remasterización?