Sniper Elite 4 - Análisis PlayStation 4

La saga Sniper Elite está de vuelta, y esta vez nos lleva de paseo por la Italia fascista de Mussolini en 1943. Acompañados por nuestro fusil de francotirador, nos toca eliminar al fascismo.

Desde el lanzamiento de la primera entrega, en 2005, Sniper Elite nos ha traído un total de 7 entregas. Tres pertenecientes a la saga numerada principal y varios spin-off de la serie Nazi Zombie Army. Pues bien, culpables, en GuiltyBit ya hemos catado la cuarta entrega numerada, Sniper Elite 4: Italia y aquí os dejo su análisis.

La liberación de Italia

Karl Fairburne vuelve a la carga en su cruzada contra el régimen nazi, esta vez lo hace a través de la Italia fascista, en esos momentos aliada de Hitler, y, como siempre, acompañado de su mejor amigo, su fusil de francotirador.

Sniper Elite 4 nos llevará a través de una campaña para liberar (o invadir, según como se vea) Italia, y eliminar a los fascistas del poder. Tendremos que colaborar con los partisanos, la resistencia italiana que planta cara al régimen de Benito Mussolini, para poder lograr nuestro objetivo final: eliminar el dominio nazi en Italia y allanar el camino para los aliados.

A lo largo de la campaña, dividida en 10 extensas misiones, recorreremos gran parte del país, luchando en entornos de todo tipo. Y esto será una de las grandes virtudes del juego: la variedad de escenarios.

Sniper-elite-4-análisis

El primer escenario del juego ya promete a nivel visual.

 

Un tirador… de élite

Haciendo honor a su nombre, Sniper Elite 4 nos ofrece un sistema de disparo muy cuidado y más completo que en un shooter habitual. Tendremos que tener en cuenta distintas variables a la hora de disparar y no será tan sencillo como poner nuestro punto de mira sobre el enemigo y apretar el gatillo.

Pero no os asustéis si no habéis jugado antes a un juego de la saga o si simplemente no se os dan muy bien los shooters. Todas estas variables dependerán del nivel de dificultad que escojamos. Desde el más fácil en el que la balística estará muy simplificada, hasta el más elevado, en el que tendremos que disparar casi como tiradores reales.

Hay ciertas variables comunes con las que tendremos que lidiar sí o sí. Una de ellas es el ritmo cardiaco de nuestro personaje, factor clave al apuntar con nuestro fusil. Para lograr una precisión exacta en distancias largas tendremos que contener la respiración, lo que hará que aparezca un indicador en pantalla que nos muestre la desviación de la bala para así ajustar nuestro apuntado.

Bien, si nuestro ritmo cardiaco es demasiado elevado no podremos contener la respiración y, por tanto, perderemos mucha precisión. Para controlar esto tendremos que estar muy atentos al medidor de pulsaciones. Esprintar o la propia acción de contener la respiración aumentaran nuestro ritmo cardiaco.

Además de esto, tendremos que tener en cuenta el ajuste de alcance de nuestra arma, que determinará la curvatura de la parábola que describe la bala al disparar.

sniper-elite-4-análisis

Esprintar es una de las acciones que más aceleran nuestro ritmo cardiáco.

Muchos métodos para acabar con nuestros enemigos

Si hay algo que podemos exprimir en Sniper Elite 4 es nuestro ingenio. Me refiero a nuestras ideas para acabar con el enemigo y completar nuestros objetivos.

En entorno es nuestro mayor aliado en este juego, ya sea en forma de trampas mortales con las que eliminar a nuestros objetivos, arbustos entre los que ocultarnos o preciosas torres que nos darán la mayor de las ventajas con las que puede contar un francotirador: una posición elevada. También debemos tener en cuenta la posibilidad de camuflar nuestros disparos aprovechándonos de los ruidos del entorno.

Entre otras cosas podremos destruir generadores para producir ruido o aprovechar el sonido de los cañones enemigos para ocultar nuestros disparos. Cuando sea posible disparar sin ser oídos aparecerá un icono en la parte superior central de la pantalla, si disparamos al ver dicho icono nuestro enemigo no podrá localizarnos por el sonido de nuestros disparos.

sniper-elite-4-análisis

Gracias a nuestros prismáticos podremos analizar todo lo que nos rodea, incluyendo a enemigos y objetos, para sacarle el máximo provecho al entorno. Al examinar, por ejemplo, una grua de carga, podremos dejar una marca en pantalla que nos indicará en todo momento dónde se encuentra, para utilizarla en cualquier momento contra nuestros enemigos. Lo mismo ocurre con los explosivos o los vehículos.

En cuanto a los enemigos, también podremos marcarlos para conocer su armamento y algunos datos más, además, al eliminar a un enemigo marcado obtendremos experiencia extra.

Además de nuestras armas convencionales y las que nos proporcione el entorno, como os comentaba antes, podremos crear nuestras propias trampas. Dispondremos de varios tipos de explosivos y cada uno de estos objetos podrá utilizarse de dos maneras. Por ejemplo, la granada de mano podremos lanzarla normalmente o usarla con adhesivo para pegarla a las paredes o incluso a los soldados enemigos.

Eso sí, por muchas opciones que tengamos siempre molará mogollón disparar con nuestro fusil y disfrutar de las características cámaras de muerte, en las que podemos ver a cámara lenta como nuestras balas destrozan la anatomía de nuestros enemigos.

Misiones bien cargaditas

Cada una de las misiones que conforman la campaña de Sniper Elite 4 nos puede llevar un par de horas para completarlas en su totalidad. En cada una de ellas estaremos en un mapa cerrado, totalmente diferente y que podremos recorrer de cabo a rabo a nuestro antojo. Bueno, si conseguimos superar las defensas enemigas, claro está.

Además de nuestro objetivo principal, antes de cada misión podremos hablar con algunos personajes o contactar por radio con nuestros superiores para recibir diversos objetivos secundarios. Estas tareas nos darán juego para rato, y mucho más si somos meticulosos a la hora de realizarlas.

Cómo es habitual en la saga, siempre tendremos distintas maneras de proceder: despacito y con buena letra o convirtiéndonos en Rambo y atacar a nuestro enemigo como locos. Esta última opción no es muy recomendable ya que el combate cercano o abierto es bastante complicado en Sniper Elite 4. Por lo general, no duraremos mucho si nos encaramos a múltiples enemigos en campo abierto. Lo más recomendable será valernos del entorno y el sigilo para progresar, tal y como os explicaba hace un momento.

Además de los objetivos secundarios, en cada misión podremos buscar un buen porrón de objetos coleccionables. Desde cartas y documentos hasta águilas de piedra que tendremos que destruir. Algunos de estos documentos los encontraremos desperdigados por el escenario, normalmente cerca de puestos enemigos, o se los podremos arrebatar a los oficiales nazis.

Encontrarlos todos nos puede llevar mucho tiempo y muchas caminatas por el mapa. Es cierto que tenemos mucho que hacer, pero en algunas ocasiones, las misiones pueden hacerse repetitivas y algo aburridas.

sniper-elite-4-análisis

Una de las misiones más interesantes, destruir un cañón ferroviario alemán.

Sigue leyendo en la siguiente página para saber sobre el arsenal, el apartado técnico y los modos multijugador.

1 2