Sonic Boom - Análisis Wii U

ARTÍCULO ANÁLISIS sonic boom

Sonic Boom es el nuevo intento de SOA de traernos un Sonic renovado, con nuevos aires y una jugabilidad que enganche a todos, tanto mayores como pequeños. Y la verdad es que lo consigue en parte porque pese a ser uno de los juegos más vapuleados de los últimos tiempos (con notas que llegan a un mísero 2), os puedo asegurar que Sonic Boom es muy divertido.

Vamos a ir por partes en este análisis. Lo primero que tengo que decir es que este Sonic cambia muchísimas cosas del concepto que tenemos de nuestro erizo azul. Para empezar, Sonic Boom es juego de exploración y plataformas más que de velocidad, como vimos en anteriores entregas. Manejaremos a los cuatro personajes principales, Sonic, Tails, Amy y Knucles, y cada uno de ellos poseerá habilidades especiales, pero ninguno tiene la posibilidad de correr.

Me explico. Sí, Sonic es el más rápido y sí, hay zonas especiales para ir corriendo por ahí, pero fuera de ellas, no podremos hacerlo. Se echa mucho en falta el poder usar un botón, como en Sonic Lost World, que nos permita acelerar y llevar a nuestro erizo a altas velocidades. Sin embargo, esto tiene un claro propósito: aumentar la exploración.

Y esto es una parte positiva ya que al título de SEGA le rezuma por todas partes ese aire. Las zonas son grandes y amplias, tanto en las fases en sí como en los mapeados entre éstas, con infinidad de caminos alternativos y escondrijos secretos. Además, a muchos de ellos solo podremos acceder con un determinado personaje, por lo que habrá que estar familiarizados con todos.

Otra de las cosas que cambia, y mucho, en este Sonic, es la estructura de las fases. Se pierde el elemento fase individual como tal dado que todo, desde el mapa de exploración, hasta las fases o lugares especiales en los que entramos para conseguir nuestro objetivo, se comportan como un único núcleo. No habrá panel de tiempo, ni de puntuación, y los anillos se comportan como un medidor de vida.

Por contra, se añaden otros elementos como son las piezas, que son objetos que recogeremos de cofres escondidos y robots que vayamos destrozando, y que servirán para aumentar nuestras habilidades o reconstruir zonas que nos darán acceso a nuevos elementos.

También veremos las coronas, que es nuestro principal objetivo más allá de la historia del juego. Sin ellas no podremos acceder a las mejoras de alto nivel y, casi siempre, están escondidas, así que habrá que darle caña a la exploración para encontrarlas.

Sonic Boom: Ryse of Lyric

Un clarísimo aspecto positivo, y muy a destacar, de Sonic Boom es la posibilidad de poder manejar a cualquiera de los cuatro personajes que componen el grupo. Sonic, es el más rápido y tendrá el ataque dirigido cuando salta. Además podrá acceder a sonas a través de rampas gracias a su velocidad y el spin dash. Tails pierde su habilidad de volar pero sí que podrá planear. Las corrientes de aire le llevarán a sitios elevados y podrá usar un pequeño robot para que haga apaños en sitios donde él no llega.

Amy es la acróbata del grupo. Será capaz de dar un tercer salto, cuando lo máximo son dos, y es capaz de hacer equilibrios en barras y salientes y Knuckles, el que más cambia del grupo, podrá trepar por zonas rocosas o excavar en el suelo para salir de improviso y atacar.

A estas habilidades se les une la del rayo de energía que conseguiremos gracias a Tails al principio de la aventura. Con él podremos agarrarnos a las tirolinas, atraer enemigos voladores hacia nosotros y lanzarlos posteriormente, desproteger robots que usen escudo, activar elementos o similares.

Sonic Boom: Ryse of Lyric

Cómo funciona el conjunto

Dicha la teoría, vamos a ver cómo funciona todo este batiburrillo de cosas en plena acción, que es lo que realmente nos importa. El mundo de Sonic Boom estará compuesto por tres tipos  de fases, por así decirlo. Por un lado encontraremos fases de velocidad, donde correremos sin poder dejar de avanzar por caminos y loops que nos darán verdadera sensación ve velocidad.

En estas fases podremos esquivar objetos, acceder a caminos secretos dependiendo de si usamos el rayo de energía o accedemos a determinada zona saltando y correr y correr sin parar. Verdaderamente son espectaculares pero no abundan precisamente y son, quizás, demasiado pasilleras.

También encontraremos las fases de exploración. Se trata de zonas en completo 3D con muchos caminos. Normalmente solo uno será el que nos lleve hasta nuestro destino, pero los demás nos darán recompensas o bien secretitos. Muchas veces iremos los cuatro personajes juntos, sin embargo, en algunas ocasiones, nos dividiremos en dos grupos.

Esto se hace para que siempre tengamos una alternativa a la hora de acceder al siguiente nivel ya que habrá dos caminos, como mínimo, uno para cada personaje del grupo. Si vemos rampas azules, será cosa de Sonic; ventiladores amarillos, para Tails y su vuelo; las paredes rojas son la especialidad de Knucles; y por último, las barras de equilibrio y salientes rosas son para Amy.

Sonic Boom Galeria 2

Con que lleguemos al punto de control con uno de los personajes bastará para que los demás se teletransporten al mismo sitio y podamos continuar nuestro camino pero si dejamos algún camino por explorar, por muy poco que nos guste usar a un personaje, estaremos perdiendo coronas o… quién sabe qué.

Por último nos encontraremos con las fases de plataformeo puro y duro. Sí, las fases de exploración también son de plataformas, pero éstas se centran únicamente en esto, a la vieja usanza, retomando los elementos 2D de entregas anteriores.

Aquí no habrá tres dimensiones, sino solo dos, y tendremos que acceder al destino a través de caminos secretos, pulsadores o mecanismos que habrá que activar, a veces, desde dos puntos diferentes, por lo que tendremos que usar todos los personajes.

Todo esto se mezcla bastante bien durante el juego ya que durante las fases de exploración cambiaremos continuamente a las de plataformas, e incluso a las de velocidad. No hay saltos bruscos y todo se enlaza de una manera bastante fluida y, sinceramente, más que satisfactoria.

Pero no todo es tan bonito en Sonic Boom, ya que hay cosas que tiran por tierra muchas de las bondades de este juego. Para empezar pese a que los movimientos de los personajes están muy bine definidos y el control es bastante bueno, la cámara es un fallo muy gordo en el juego, haciendo que se mueva automáticamente y que nos moleste, sobre todo al combatir.

Sonic Boom Galeria 7

Si bien sí que es cierto que Sonic y Tails se manejan bastante bien, he notado fallos en algunos movimientos de Knuckles y Amy, sobre todo porque no son demasiado precisos a la hora de acceder a sus plataformas.

Y el combate a veces es un poco desesperante ya que aunque tendremos unos cuatro tipos de ataque, más el rayo de energía, por personaje, no nos permiten hacer un sistema de combos profundo o interesante y la esquiva es bastante… decepcionante.

Normalmente nos encontraremos con un gran número de enemigos, que tampoco es que sean excesivamente diferentes entre ellos, pero todos se empeñarán en atacarnos a nosotros. Y por mucho que lo intentemos, nos darán golpes a distancia, a corta distancia, y hasta sin distancia si quiera. No suelen ser difíciles y, porque los anillos evitarán que muramos, pero sí que se nota que les falta pulirlos, sobre todo cuando vienes de un Bayonetta 2. Vale, esto no es un hack’n slash, pero ya que le meten combates, que al menos se los curren.

El mundo también es otra cosa que no termina de encajarme en Sonic Boom. Si bien es cierto que es amplio y con muchos secretos, tal y como está puesto es un lugar completamente vacío y con personajes insulsos que, ni aportan nada y, lo peor, no parece que sean del universo de Sonic, sino de otro lugar. Pese a que cumplen su función a la hora de dar misiones y explicarnos un par de cosas, lo cierto y verdad es que, por más que lo he intentado, me ha dado más bien la sensación de que Sonic y sus amigos han ido al mundo de Crash, o incluso al de Steamworld Dig.

Sonic Boom Galeria 8

Sin embargo, el conjunto de la historia en sí, el cómo tratan los diálogos y el hecho de que los personajes hablen durante el juego es un grandísimo acierto. Le da más frescura y, sobre todo,  más personalidad a los personajes dentro del juego, viendo cómo se relacionan y dotándolo de un humor que no solo se ve en las escenas de historia.

Escuchar a Sonic decir “un ring más para dominarlos a todos“, por ejemplo o comentarios sarcásticos de los personajes contra ellos mismos seguirísimo que va a hacer que saques, al menos, una sonrisa. Eso sí, la sincronización con los movimientos de la boca no está muy bien pulida y, algunas veces, los personajes repiten una misma frase. Son fallos que cantan demasiado pero que, en absoluto, estropean una jugabilidad hasta el punto de llevarlo a una nota de un 2.

Sï, Sonic Boom tiene fallos. Sí, no es el mejor Sonic de los que hay. Pero de eso, que es una realidad, a tacharlo de un juego con notas de 2 o de 4, hay un gran abismo y una gran saña y ganas de hacer daño. Big Red Button no ha hecho un desastre de juego, ha hecho un Sonic al que le falta pulir cosas. Pero no un E.T. que haya que enterrar antes de que salga a la venta.

Gráficos: 70

Sonidos: 45

Jugabilidad: 80

Modos de juego: 80

Total: 69