Sonic Boom - Ronda de análisis

Llega el momento en la vida de cualquier fan de Sonic en el que ha de enfrentarse a la cruda realidad y ver si el nuevo juego de SEGA acaba siendo algo realmente digno de ser llamado “Sonic”, de si es una verdadera basura o de si los que ahora critican a todo lo que sea azul y tenga púas han vuelto a dejar en mal lugar un juego que no se merece tales palizas. Ya están aquí los análisis de Sonic Boom: El ascenso de Lyric para Wii U y Sonic Boom: El cristal roto, para Nintendo 3DS.

knuckles sonic boom guiltybit

¿Cuánto has dicho que me has puesto de nota?

Realmente podemos hablar de bastante consenso en la prensa internaciones, de la que apenas sacar algunos aprobados raspados. Y cuando digo raspados, me refiero a que le han rapado la nota al máximo porque, en Metacritic, el juego no pasa de un más que pobre 50 que le da Hardcore Gamer. Ellos destacan la valentía de Big Red Button para hacer tantas cosas nuevas con Sonic pero le tachan el hecho de no saber hacerlas y no conseguir pulirlas.

IGN por su parte le casca un suspenso en toda regla, con un 43 y un subtítulo de “malo”, definiéndolo como algo que no es ni si quiera Sonic (que es lento) y que peca de ser demasiado sencillo, a la vez que parece más bien un producto hecho a partir de una serie de televisión más que al contrario.

Game Informer tampoco aprueba a Sonic Boom: El ascenso de Lyric y le da un 40, tachándolo de treméndamente aburrido y repetitivo, como casi todos. Lamenta que Big Red Button no haya sido capaz de estar a la altura y de plantearle a SEGA un Sonic en condiciones, sino un Crash Bandicoot descafeinado y simple.

GameSpot es la web que peor puntuación le da al juego de Wii U con un mísero 20 que no sirve ni para intentar hacer un trabajo de recuperación para salvar la asignatura. Lo tachan de aburrido, repetitivo y de, sobre todo, fallar en todo lo que hace para intentar ser muchas cosas que, al final, no es.

Sonic Boom: El cristal roto, tampoco se lleva mejores resultados. IGN le da un 40 también al hermano para la portátil de Nintendo del anterior en el que le critica que intente hacer exploración y puzles, pero sin darles demasiada profundidad y rompiendo demasiado el ritmo. Ah, también se mete con los chistes, que al muchacho no le gustan, oye.

Slant tampoco le da si quiera el aprobado, otro 40, pero le critica el enfoque que tiene la historia donde una sucesión de chistes y bromas malas le han saturado, además de impedir que pueda saltarse esas escenas, ralentizando el ritmo del juego.

En definitiva, como veis, estamos ante un verdadero descalabro mediático del nuevo juego de la mascota azul de SEGA, aunque también es cierto, que la forma en la que se ceban con el erizo es, a veces, excesivamente desmesurada y con argumentos que se usan desde que salió Sonic Heroes. Evidentemente, hasta jugarlo no podremos tener un juicio de verdad con Sonic Boom, pero lo que sí es cierto es que parece que la prensa no está a favor de darle, si quiera, el aprobado.