Sony da pistas de su retirada de las portátiles

Qué bonitas fueron las promesas de Sony de que con PS Vita no se iban a cometer los mismos errores que con PSP. Y qué triste fue cuando siguieron sus pasos al mílimetro. Fijaos si les ha tenido que ir mal, que Shuhei Yoshida ha dado alguna que otra pista sobre la retirada de Sony del mercado de las portátiles.

Durante la EGX de Londres, la feria de videojuegos impulsada y organizada por el medio Eurogamer, Yoshida asistió a un evento especial en el que fue entrevistado por uno de los periodistas de Eurogamer. En el escenario, entrevistador y entrevistado recorrieron varios puntos clave de la historia de PlayStation, aunque todo se torno en drama cuando le llegó el turno a Vita. “La gente tiene  teléfonos móviles y es muy fácil jugar en ellos, con muchos juegos gratis”, ha dicho Yoshida. “Los juegos táctiles son divertidos, hay muchos con un gran diseño; pero jugar con sticks y botones es totalmente diferente. Así que espero, como muchos de vosotros, que esta cultura de juegos portátiles continúe pero el clima no es favorable ahora mismo por el gran dominio del juego móvil”.

Bonita excusa… si no fuera porque su competidor directo, Nintendo, vende consolas a puñados pese al auge de los smartphones. Yo sigo insistiendo, como siempre he defendido, que a Sony le falla la visión en el mundo de las portátiles. Nadie se gasta el dinero en una consola que simplemente tiene las mismas franquicias que en su hermana mayor de sobremesa pero venidas a menos; o para usarla de segunda pantalla. Lo que hacen falta son franquicias potentes y autóctonas de sus portátiles. Pero parece que eso Sony no sabe verlo. Que se lo digan a Gravity Rush.