Sony saca pecho con PlayStation Plus

En Sony están orgullosos de su servicio de suscripción en línea. Sacan pecho por PlayStation Plus al tiempo que muestran una batería de datos y cifras para apoyar su más que satisfactoria postura. Y no es para menos, justificado o no -ya entraremos más tarde en eso-, el número de suscriptores casi se ha duplicado en los últimos 18 meses.

Desde Sony comentan que han pasado de los 10,9 millones de usuarios -en enero de 2015- a los 20,8 millones que tienen ahora. Sony también comenta que el servicio está experimentando un “crecimiento continuo” en el número de gente que paga por el mismo. Otro dato de especial interés es que las ventas digitales, entiéndase DLC, avatares, temas y otros complementos, ha aumentado un 51% respecto al año anterior.

Casi el doble de suscriptores y un 51% más de ventas digitales son cifras por las que sacar pecho, es cierto. Microsoft, por su lado, cuenta con 46 millones de usuarios en Xbox Live, sin embargo tiene un pero. Y es que en esos 46 millones de personas suscritas al servicio, se cuentan tanto los miembros de Gold como los que no lo son.

Sony saca pecho con PlayStation Plus

El crecimiento de PlayStation Plus quizás se deba a la tendencia actual de los videojuegos. Salvo el estrato indie y diversos juegos muy concretos –God of War, Horizon Zero Dawn, Persona 5-, cada vez es más evidente que lo que se potencia es el juego en línea. Los multijugadores online son los que traen el dinero a las compañías. Call of Duty 2016 Edition, Rocket League, Battlefield 1, Titanfall 2, Destiny, Overwatch, Street Fighter -JÁ-, incluso juegos como Scalebound están enfocados a jugar en línea con amigos o desconocidos. Y no hablemos de los e-sports…

No es de extrañar que aumente el número de usuarios de un servicio que te OBLIGAN a pagar si deseas jugar online. Algo pasó en Sony entre PlayStation 3 y PlayStation 4.

En un sector que se muestra con una tendencia -mayoritariamente- multijugador no hay que ser un genio del marketing japonés para ver lo que había que hacer a continuación. Pones tu servicio de suscripción como requisito indispensable para que los usuarios puedan jugar al shooter de turno. A cambio, regalas un par de juegos al mes para cada una de tus plataformas.

Pero tampoco vayamos a tirar la casa por la ventana con lo que regalamos eh… No esperéis que os regalen un Batman Arkham Knight, Last of Us, Fallout 4 o incluso cosas como Journey o Shovel Knight. Esperad más bien cosillas como Kung Fu Rabbit, Savage Moon, “Juego de Naves Genérico del mes”, Call of Juarez o Dragon Age: Origins -juego de 2009-. Sin desmerecer estos títulos -aunque hay cada uno que es para darle de comer aparte- todos sabemos que la mayor parte de ellos ni son novedades ni son juegos de primera fila, a veces ni de segunda.

Y no debería pasar nada porque los regalan, es cierto, pero sí pasa. Son el gancho por el que -teóricamente- Sony dice que pagas PlayStation Plus. En PlayStation 3 y Vita -aún vigentes- jugar en línea es gratuito, si quieres juegos mensuales y alguna que otra cosa, pagas por el servicio como extra y punto, pero en PlayStation 4 es indispensable para aprovechar los juegos.

Y lo malo de todo esto es que Sony puede permitirse bajar el nivel todo lo que quiera. Podría regalar juegos mediocres o con mucho tiempo en el mercado y daría igual, porque se seguirá pagando. Es necesario para jugar. Esta noticia tiene un sabor amargo para mi, porque si bien me alegro de que el componente online funcione y vaya creciendo, lo que veo es que Sony cada vez genera más beneficios en ese apartado sin que esto repercuta en el jugador.

No estoy hablando de que me regalen Uncharted 4 el mes que viene, pero Saints Row 4 al completo y no sólo su expansión sería un detalle más digno para con los jugadores que tantos beneficios están generando. En fin, si queréis echar un Overwatch ya sabéis dónde encontrarme, yo también soy uno de los que forman los 20,9 millones.