Sound BlasterX G5 - Análisis hardware

Poco a poco aquellos detalles que hasta no hace mucho tiempo eran bastante ignorados en los videojuegos han ido ganando con el paso del tiempo peso incluso más allá de los fanáticos de dichos campos, siendo un buen ejemplo de esto la importancia que ha ido adquiriendo el sonido en los juegos, por lo que no es de extrañar a día de hoy que veamos periféricos más allá de altavoces y cascos orientados para gente menos especializada en este campo, como es la tarjeta de sonido Sound BlasterX G5 de Creative, de la cual vamos a hablar hoy.

Lo primero de todo es saber qué es una tarjeta de sonido, lo cual resumiéndolo sería lo que permite que nuestro PC o cachivache de turno pueda reproducir sonidos. ¿Entonces para qué existen tarjetas a la venta si ya vienen de serie en nuestras consolas y ordenadores? Pues porque normalmente las integradas en las placas bases de serie suelen ofrecer una calidad de sonido bastante básica.

Dejando de lado esta pequeña lección de historia pasamos a centrarnos de lleno en la Sound BlasterX G5, empezando con la enumeración de sus especificaciones.

  • Procesador de audio: SB-Axx1™
  • Relación señal/ruido (SNR): 120dB (DAC)
  • Opciones de entrada (principal):
    • microUSB
    • Entrada de línea/óptica : 1 entrada de 3,5 mm
    • Salida de línea/óptica : 1 salida de 3,5 mm
    • Salida de cascos de 4 polos con micrófono: 1 entrada de 3,5 mm
    • Entrada de micrófono dedicada : 1 entrada de 3,5 mm
  • Salida de canal máxima: Estéreo
  • Tecnología de audio: CrystalVoice, Scout Mode
  • Sistemas operativos compatibles: Mac OS X v10.8 o superior, Windows® 10, Windows® 8.1, Windows® 8, Windows® 7, Windows Vista®

Ya de primeras hay que añadir que estamos ante una tarjeta de sonido externa en vez las clásicas internas que hay que colocar dentro de los ordenadores, por lo que podemos desenchufarla con facilidad y conectarla a otro ordenador e incluso a las consolas, ya que es compatible con PC, Mac, Android, iOS, PlayStation 4 y Xbox One. Por si esto fuera poco, su reducido tamaño es similar al de un disco duro extraíble, por lo que a parte de ganar puntos para su transporte también los consigue a la hora de ocupar poco espacio, algo perfecto sobretodo si queremos usarla con un ordenador portátil.

En el tema de puertos la cosa va bien servida, y es que a pesar de que en un primer contacto parezca una odisea conectarla correctamente, su manual de instrucciones incluye un esquema que hace que hasta el más ajeno a andar trasteando con cableado pueda tenerlo preparado en poco tiempo.

Sound BlasterX G5 Análisis hardware

Centrándonos en los puertos de la parte trasera de la tarjeta vemos que ésta tiene tanto una salida como una entrada de línea para enchufar los altavoces, el móvil o la Xbox One, mientras que si usamos un ordenador o una PlayStation 4 nos tocará recurrir a su microUSB para conectarla. Por suerte, cuenta con un puerto USB para recuperar el que perdemos por tenerla enchufada, algo bastante digno de agradecimiento. Pasando a la parte delantera contamos con las conexiones para cascos y micrófono, a las que acompaña la rueda del volumen del sonido, la cual cuenta con iluminación para indicar gracias a la intensidad de ésta si tenemos el volumen alto o bajo, mientras que el lateral derecho queda reservado para los controles de las funciones de la tarjeta. Por desgracia, esto se traduce en tener 2 extremos con cables y necesitar el lateral libre para manipularlo, lo que reduce sus opciones a la hora de colocar la tarjeta donde queramos.

¿Y qué hacen los botones laterales exactamente? Pues tienen 3 funciones, siendo la del primero de ellos la de activar el Scout Mode, una opción orientada para poder distinguir mejor la posición de los enemigos en los videojuegos. Por otro lado contamos con la posibilidad de ir cambiando entre 3 perfiles de sonido, opción de la que hablaremos más adelante. Por último, el tercer botón sirve para activar potenciador de calidad, el cual permite aumentar hasta a 600 Ω de impedancia, algo que da un aumento a la calidad del sonido.

Sound BlasterX G5 Análisis hardware

Desde la página web de Creative se puede descargar el software para configurar la tarjeta, el BlasterX Acoustic Engine, el cual a pesar de estar en inglés es realmente sencillo de usar. La principal función de este programa es la de configurar sonido envolvente virtual de hasta 7.1 a través de los cascos que conectemos, algo que obviamente se nota más en un buen headset frente a unos cascos pequeños y que no funciona en los altavoces estándar. Pero la pregunta clave es si se nota, y su respuesta es que sí, aunque obviamente hay que configurar las opciones de cada juego para el sonido envolvente y toquetear en las configuraciones de la tarjeta para sacarle provecho.

Otra de las opciones a destacar del programa son los varios perfiles de sonido predeterminados que posee, los cuales ajustan los balances del sonido para que se adapten mejor a cada tipo de género de juego, a la música e incluso para títulos específicos como The Witcher 3 o Counter-Strike, teniendo además la opción de guardar perfiles personalizados con nuestras propias configuraciones. Eso sí, a pesar de poder guardar los accesos directos a dichos perfiles en el botón anteriormente mencionado éstos se puede quedar bastante corto de números, ya que con que escuchéis música y juguéis a varios géneros os tocará pasar por el programa tarde o temprano para sustituir los perfiles de los accesos directos. Por último, BlasterX Acoustic Engine cuenta también con un filtro de voz para que cuando hablemos parezcamos un demonio, un alien, o un robot, que si bien no es para nada una opción importante sí que es un rato gracioseta.

¿Y qué pasa si queremos usar un perfil o el sonido 7.1 en una consola o dispositivo similar que no tenga el programa? Pues no hay problema, ya que a pesar de que el software solamente sea compatible con ordenadores, los perfiles y demás configuraciones se guardan a nivel de hardware, por lo que si usamos la tarjeta para una videoconsola tendremos ya preparados los distintos tipos de sonido que necesitemos.

Sound BlasterX G5 Análisis hardware

En conclusión, estamos ante un producto al que sacarán provecho aquellos jugones que jueguen de manera constante con cascos potentes, ya sean jugadores de ordenadores o de consolas. No obstante, hay algunos puntos negativos a destacar, como es la falta de algún botón para cambiar la salida de sonido entre altavoces y cascos, obligando a desenchufar los headsets para hacer manual este cambio o el precio, y es que éste se sitúa en 149,99 €, por lo que no estamos hablando de un periférico barato, pero por desgracia el que quiere algo bueno algo le tiene que costar.