Space Colony: Steam Edition - Análisis PC
vOaR9A9tHcA

Firefly Studios se anima a publicar Space Colony para PC. Te contamos todo en el análisis de Space Colony: Steam Edition.

Space Colony: Steam Edition es la nueva versión que queda bien definida con su nombre: Space Colony (el juego de Firefly Studio sacado en 2003) sale ahora en Steam y en una versión remasterizada en HD dispuesta a ofrecernos una experiencia mejorada para que disfrutemos jugando hasta que se nos borren las huellas dactilares, porque las posibilidades son infinitas.

Space Colony: Steam Edition - Análisis PC

¡Mira que monos son los pollos espaciales!

La historia te sitúa en el año 2153, momento en el que se está procediendo a la colonización de otros planetas ya que hemos gastado todos los recursos de la tierra, así que nos tocará controlar a los trabajadores de la malvada empresa Blackwater Industries, a la que no le importa poner en riesgo a sus empleados con tal de sacar tajada… Y no vamos a hacer paralelismos, que se nos calienta la lengua culpable.

A la hora de ponernos en los mandos y después de elegir el nivel de dificultad, para los más novatos el juego tiene preparado un buen tutorial, pero no de esos que te dicen “tecla W para avanzar” o “Tecla Espacio para Saltar”, si no que es de lo más útil y altamente recomendable debido a la cantidad de opciones jugables que Space Colony ofrece.

En función del tipo de misión tus objetivos variarán, pero básicamente casi todas las partidas parten de ir ampliando tu base y de saciar las necesidades de los colonos que viven y trabajan en ella. Dichas necesidades (al más puro estilo Los Sims) son: Sueldo, hambre, diversión, sueño, social, higiene y salud. Cada una de esas necesidades han de ser satisfechas como buen simulador social para el buen funcionamiento de la base, y en función de lo contentos que estén los trabajadores darán el callo más o menos tiempo.

Space Colony: Steam Edition - Análisis PC

Nuestra pija-Sims Candy dándolo todo en la pista de baile.

A parte de la base en el planeta a colonizar también se han de recolectar diferentes recursos repartidos en el mapa, pero no es necesario que estén todos disponibles, ya que mayormente sirven para venderlos y ganar dinero, para para algunos objetivos de misión o para obtener otros recursos.

Algo curioso es que pese a que también tenga partes de estrategia no hay un enemigo como tal, aunque si hay alienígenas en el mapa dispuestos ponerte las cosas difíciles destrozando tu base o matando a tus colonos: si vas a llegar a su planeta a destrozarle su hábitat que sepas que se defenderán con uñas y dientes.

Cabe destacar que a veces cuando los colonos han de elegir por donde caminar, salta a la vista una inteligencia artificial con menos luces que la cabaña de Pocahontas, son tan listos (notese la ironía) que a veces caminan por la lava teniendo un caminito bien majo al lado, palabrita de culpable.

Más vídeos de GuiltyBit:

Pero no todo es construir, recolectar y matar bichitos como si esto fuese la casa de la pradera, no señor, también hay misiones más de combate en las que tendrás que llevar a cabo una administración perfecta de tus recursos bélicos para poder cumplir tus objetivos, en las que además el más mínimo error te puede costar la partida entera.

Sin embargo a veces tanto abanico de posibilidades abruma para cumplir un objetivo, que no es que me parezca mal tener tanta diversidad, el problema es que a veces no sabes lo que tienes que hacer o que necesitas para cumplir con ciertos requisitos entre tantas opciones, y más aún si hay cosas que se parecen entre sí, no te dicen ni que atajos de teclado existen o las descripciones de los edificios a veces no definen bien para que sirven. Suerte que tenemos una ayuda que nos da consejos y pistas en cada misión, que si no…

Visualmente estamos ante un juego simpático y divertido, con su cantidad de detalles en los objetos, edificios y personajes, cosa que hace el juego agradable a la vista… Si exceptuamos los mapas de los planetas, que a veces pecan un poco de ser pobres y muy vacíos. Los vídeos introductorios son bastante correctos, sin ser nada del otro mundo. Con la interfaz pasa tres cuartos de lo mismo, funciona bien pero es mejorable y a veces cuesta encontrar lo que buscas entre tantas opciones.

Space Colony: Steam Edition - Análisis PC

Bonito es, eso no se lo quita nadie.

Las animaciones son bastante graciosas, todo sea dicho, y le da ese toque encantador al juego que tanto gusta. Por poner un ejemplo, depende del colono cuando bailan para entretenerse cada uno lo hace con una música y un estilo diferente, en función del carácter del personaje. Tampoco deja de ser gracioso por ejemplo ver una granja de pollos espaciales y como se recolectan con un gancho como si fuesen los extraterrestres de Toy Story.

Uno puede afirmar sin temor a equivocarse que el apartado más flojo de Space Colony es el que entra por la oreja, y no pienses nada raro culpable, que me refiero al sonido… Pero antes de entrar al trapo con lo malo, comenzaremos alabando la parte más correcta, el doblaje: el juego está completamente traducido y doblado al castellano, para que te hagas una idea cada colono tiene sus propias frases graciosas, tanto para recibir órdenes como para insultar a otros personajes cuando discuten.

Sin embargo el sonido se nota desfasado y en muchas ocasiones te darán ganas de arrojar los auriculares por la ventana, pero al final uno pensando se da cuenta que lo mejor es bajar el volumen. Por ejemplo, la voz en off que te comunica lo que va sucediendo acaba siendo repetitiva y rallante, sobretodo si necesitas avanzar rápido el juego y aumentas la velocidad a la que pasa el tiempo… O por poner otro ejemplo si atacan a un colono o este sufre por lo que sea un daño continuo, sólo suena ¡Ay!¡Ay!¡Ay!¡Ay!¡Ay!¡Ay!¡Ay!. Sí, ya se que más sufre el colono pero mis pobres orejas no tienen la culpa.

Space Colony: Steam Edition - Análisis PC

Que no cunda el pánico, los colonos muertos son revividos.

El plato fuerte de Space Colony: Steam Edition es sin duda la cantidad de horas que puedes echarle sin llegar a cansarte, ya que tiene siete campañas divididas en dos ramas (3 de paso civil y 4 de paso militar), un modo galaxia (misiones sueltas) con 26 planetas en los que cada uno puede llegar a contener hasta 5 niveles, un modo cajón de arena con ocho planetas diferentes en los que comenzar a jugar una partida sin fin, ya que no hay objetivos fijados y comienzas con todo disponible. Y como punto fuerte un editor de mapas y de campañas, en el que podrás disfrutar creando historias para este juego y los podrás compartir con la comunidad de jugadores.

La suma de todos los modos anteriores suman una absoluta infinidad de posibilidades para jugar a Space Colony: Steam Edition, así que si eres de los que tarda en cansarse de los juegos, ten muy en cuenta este juego porque tiene mucho jugo que exprimir, aunque se eche en falta un buen modo multijugador.

Space Colony: Steam Edition - Análisis PC

No te asustes culpable, que esto es del editor de mapas.

Por último, todo aquel buen culpable que ya le haya dedicado un buen puñado de horas a este juego ha de saber que al estar en Steam ahora trae nuevas opciones, tales como logros, cartas, almacenamiento de partidas en la nube y Steam Workshop, el lugar ideal para que los jugadores de Space Colony compartan sus mapas. Tampoco me olvido de comentar que esta versión trae un lavado de cara decente en HD, que deja todo el juego bien pulido para que los detalles se vean mejor, cosa que al fin y al cabo siempre se agradece.