Análisis de Spy Chameleon - RGB Agent para Xbox One
U0JiNOyg1S0

El nuevo videojuego indie de Unfinished Pixel es muy colorido, pero mucho mucho. Te lo contamos todo en el Análisis de Spy Chameleon.

Spy Chameleon – RGB Agent es un título indie que parte de una premisa muy sencilla, entretenernos mientras nos infiltramos en multitud de niveles con su simpático protagonista: Un camaleón que utilizará su capacidad de cambiar de color para pasar desapercibido.

Los encargados de llevar a cabo esta alocada idea han sido Unfinished Píxel, una pequeña desarrolladora ubicada en Barcelona. Lo que no nos han querido explicar es que estaban haciendo cuando se les ocurrió la idea de hacer como protagonista del juego a un camaleón con ropa de ladrón… Por algo será culpable.

Spy Chameleon: RGB Agent - Análisis Xbox One

“Estos robots tienen un pésimo gusto para la decoración con tanta alfombra de colorines.”

La mecánica del juego es bien sencilla, se trata de pasarse cada nivel sin que te detecten, ya que si lo hacen tienes que comenzar desde el principio del mismo o desde el último punto de guardado. Para evitar ser visto, nuestro colorido protagonista a parte de lo típico de esconderse tras objetos podrá cambiar de color pulsando el botón del mando de ese color (rojo el B, azul el X…) y situarse en superficies de ese color, cosa que nos hará completamente invisibles a los ojos de nuestros enemigos.

Con esta premisa tan sencilla parte Spy Chameleon – RGB Agent, pero la cantidad de situaciones que se han inventado sus desarrolladores a lo largo de 75 niveles que tiene el juego hace que no se haga en absoluto repetitivo y te mantenga enganchado al mando reiterando sus niveles una y otra vez.

Otra cosa es la dificultad, ya que aunque en un principio durante primeros niveles el juego pueda parecer más simple que el mecanismo de un chupete en cuando uno se quiere dar cuenta está rodeado en un mar de enemigos mirando para todos los lados y puede acabar siendo una locura, ya que a veces necesitarás estar al 200% para poder terminar algunas fases.

Spy Chameleon: RGB Agent - Análisis Xbox One

Lo típico, una rata super-desarollada agarrando por el cuello a un camaleón vestido de espía.

Sin embargo, aunque las misiones sean cortitas y la mayoría en medio minuto están resueltas, cada nivel tiene extras tales como recoger todas las moscas, las mariquitas y un tiempo récord a batir, que invita a una alta rejugabilidad y le alargan la vida unas cuantas horas más. Además, para tenerte enganchado más horas aún también han incluido un sistema de logros de todo tipo, desde los típicos pásate X niveles en tiempo récord, a alguno curioso cómo tocarle los guiltys a cierto enemigo 25 veces.

Esta jugabilidad sencilla y directa ha sido aliñada con unos gráficos simpáticos y de buena calidad, una música que acompaña perfectamente con el ritmo del juego y la inclusión de situaciones divertidas, que bien seguro en algún momento te sacarán una sonrisa o incluso una sonora carcajada.

Lo que no cabe duda de que es el juego ideal para esos momentos en los que dispones de, por ejemplo, media hora para jugar, ya que 30 minutos en juegos como The Witcher 3 poco se puede hacer. Sin embargo, ese mismo tiempo en Spy Chameleon – RGB Agent equivale a superar varios niveles y un avance significativo en el mismo.

Spy Chameleon - RGB Agent - Análisis Xbox One

¿Una caja para ocultarse y evitar ser vistos? ¡Gran guiño, si señor!

Si todo lo que has leído hasta ahora te ha gustado, más te gustará cuando veas su precio en la Store de Xbox Live, que no llega ni a cinco miserables euros, así que no se que haces aún que no estas soltando la pasta pero ya.