La semana pasada os estuvimos contando los pormenores del ataque sufrido por Valve en su plataforma de descarga digital, en el que probablemente habían accedido a números de tarjeta de crédito y demás. Por esa razón, ver que el servicio de Steam estuvo totalmente caído durante unas horas nos hizo presagiar lo peor.

Pero al parecer, y siempre según Valve, lo que ha sucedido es que un fallo en su “supuestamente” infalible sistema de suministro de energía ha dejado fuera de combate a steampowered.com y valvesoftware.com. La compañía ha trabajado contrarreloj para que todo vuelva a la normalidad, y parece que aparentemente todo está funcionando correctamente ahora mismo.

Para despejar cualquier posible suspicacia, la compañía ha hecho este escueto comunicado:

La electricidad ya ha vuelto y estamos trabajando para restaurar el servicio lo más rápidamente posible.Pedimos disculpas por los inconvenientes causados.

Esperemos que Valve sea sincera en sus declaraciones y sólo haya sido un fallo eléctrico, hoy en día y en una compañía de tal magnitud suena muy raro, pero mientras no se demuestra lo contrario, nos aferraremos a la versión oficial.