Insomniac Games ha utilizado el asunto de la falta de personajes femeninos en Assassin’s Creed Unity para reírse un poco-mucho-bastante de Ubisoft. Sunset Overdrive si contará con la posibilidad de jugar como mujer.

Sunset Overdrive se mofa de Assassin's Creed Unity

Aprovechando un nuevo capítulo de Sunset TV (una especie de diario de desarrollo a lo cachondeo que se traen por Insomniac), Brandon Winfrey ha querido tirarle un dardo envenenado a la franquicia de asesinos saltarines de Ubisoft, a costa de la falta de féminas protagonistas.

Durante el vídeo se va explicando como funcionan las trampas en el juego para que los enemigos caigan como moscas. Llegado el momento, una seguidora pregunta si será posible jugar como mujer, a lo que el bueno de Brandon respondió afirmativamente, además de explicar como va la personalización del personaje.

La expresión de uno mismo es super importante para nosotros, por lo que puedes ser hombre, mujer, tener diferentes tonos de piel e incluso diferentes formas corporales.

Winfrey confirmó que habrá las mismas opciones de vestuario para ambos géneros.

Todo el vestuario es neutral en el género, por lo que si quieres ser un tío con falda, podrás ser un tío con falda. Simplemente sé quien quieras ser.

Lo cachondo del asunto es que mientras Winfrey respondía, en el juego se aprecia una figura femenina ataviada con la vestimenta típica de la saga Assassin’s Creed, en clara referencia a la polémica del género. Recordar que Ubisoft no da la posibilidad de jugar como mujer ya que supondría demasiado trabajo adicional.

Sunset Overdrive llegará (para ambos géneros) el 28 de octubre en exclusiva para Xbox One.

Fuente: Polygon.

Artículos relacionados

1
Leave a Reply

Please Login to comment
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
El Santo Recent comment authors
  Subscribe  
newest oldest most voted
Notify of
El Santo
Guest
El Santo

Vuestra culpabilidad se está extendiendo sin medida, eh? Todo el mundo se está volviendo un poquito más cabrón.