Super Mario Run alcanza las 2.85 millones de descargas en su primer día

Super Mario Run se ha estrenado con fuerza y ha pulverizado los registros de otro juego de móvil de este año: con sus 2.85 millones de descargas triplica el número de las de Pokémon GO.

 

Super Mario Run ha llegado pero que muy fuerte a la App Store: en su primer día ha logrado alcanzar la enorme cifra de 2.85 millones de descargas. Como curiosidad, esta cifra es tres veces mayor que la conseguida en su primer día por Pokémon GO, que es la aplicación que más se ha descargado en su primera semana de vida en la historia.

Estos datos que cuenta The Verge surgen de la plataforma de Apptopia. Un total de 150 países ha sido donde ha tenido lugar el estreno masivo de la aplicación en todos los dispositivos Apple. Por su parte, Pokémon GO se estrenó en solo 3 países (aunque en todos los sistemas) entre los que alcanzó las 900 000 descargas mientras que a su tercer día contaba ya con 5.6 millones de usuarios en todo el mundo. Ambas son gratis de inicio (aunque haya que pagar 10 euracos por el Super Mario Run) por lo que parece que la cifra de descargas del juego de Mario seguirán creciendo. ¿Le quitará el trono a Pokémon?

super mario run descargas

Super Mario Run se anunció en la conferencia de Apple hace unas semanas y promete un concepto, cuanto menos, curioso. Controlaremos a Mario en distintos niveles donde no moveremos a Mario, sino que simplemente le diremos cuándo saltar pulsando en la pantalla. El objetivo será conseguir todas las monedas y, con suerte, olvidarte de que has pagado 10 euros por jugar un nivel que puede estar en cualquier otro Mario.

El propio Shigeru Miyamoto manifestó que el objetivo principal de Super Mario Run es acercar a nuevo público a los juegos de Nintendo y a la franquicia ahora que en no muchos meses llegará Nintendo Switch. Desde luego es probable que muchas de esas 2.85 millones de personas y de las que están por llegar vean en Super Mario Run una puerta de entrada al mundo de los videojuegos. Cuantos más mejor, ¿no?