Super Toy Cars - Análisis Xbox One

Fue allá por 2006 cuando llegó al mercado Micro Machines V4. Desde entonces hemos estado huérfanos de un juego que aunase la esencia de las carreras de minicoches, y aunque hubo varios intentos, pareció que un concepto tan sencillo y divertido había quedado en el pasado. Ahora Super Toy Cars intenta llevarnos a aquella época. Veamos si lo consigue.

Super Toy Cars prescinde totalmente del apartado online. Su únicos dos modos de juego son el Modo Historia y el Modo Carrera Rápida. En el primero tenemos que superar ocho episodios de 6 carreras cada uno. Una vez hemos ganado los puntos suficientes (logrando el tercer, segundo o primer puesto) podemos acceder al siguiente episodio y ascender en nuestra carrera como conductor de minicoches.

Para dejar atrás a los rivales empezamos con un sencillo coche, pero podremos comprar hasta 16 vehículos más gracias al dinero que ganemos en las carreras. Cada vehículo tiene siete mejoras disponibles que afectarán a sus características (aceleración, velocidad punta, manejo, peso, derrape y turbo) y por ende, a su comportamiento en la competición. Los coches pueden ser decorados con varios colores o cambiando la estética.

Thu_Sep_17_13-07-03_UTC+0200_2015

Los eventos en Super Toy Cars son de varios tipos: la típica carrera, eliminación (donde debemos evitar ser el último antes de que el crono llegue a cero o seremos eliminados), contrarreloj, evasión (lo explicado en eliminación esta vez con minas esparcidas por el suelo) y time attack (alcanzar los puntos de control antes de que se acabe el tiempo). Cada capítulo tiene un número aleatorio de cada evento.

La dificultad de Super Toy Cars aumenta según avancemos en nuestro periplo. Los rivales comenzarán dándose entre ellos y acabarán todos firmando un pacto de caballeros para sacarte de quicio. La única opción es correr y evitar toda confrontación. Cualquier otra estrategia como buscar huecos y aprovechar los diferentes power ups (cohetes, una bola de billar gigante o manchas resbaladizas entre otros) acabará con la carrocería de nuestro mini coche empotrándose contra las paredes del circuito sin controlar nada. Por si fuera poco, hay momentos en que dejamos atrás a todos y repentinamente, los rivales nos alcanzan con una facilidad pasmosa. Algo totalmente injusto, que hace de querer un reto constante, la sensación de trampa. Como ayuda contamos con una barra de turbo que se irá rellenando a medida que saltemos cuestas o derrapemos. Una vez llena, nos otorgará un pequeño impulso que muchas veces signifcará alcanzar el primer puesto.

Thu_Sep_17_12-38-23_UTC+0200_2015

El otro modo es Carrera Rápida. Como su propio nombre indica, se trata de correr contra otros rivales (pudiendo unirse hasta cuatro jugadores) en una serie de circuitos. La dificultad del recorrido puede ser fácil, normal o difícil y los modos de juego antes mencionados se encuentran disponibles para medirnos el lomo con nuestros amigos y demostrar ser el mejor en cualquier terreno.

Gráficamente, Super Toy Cars es un juego colorido y agradable. Los escenarios son ubicaciones hogareñas con elementos propios del hogar marcando el camino (como cajas de cereales o caramelos). Son escenarios de dificultad relativa con zonas bien pensadas para ponernos en más de un aprieto. Aún así es sencillo aprenderse los atajos, cruciales en las carreras más avanzadas. Hay tres posibilidad de cámara: cercana, lejana y cenital. Es la última la más sorprendente y la que nos llevará a esa época de los mencionados Micro Machines.

Thu_Sep_17_12-48-26_UTC+0200_2015

Los temas musicales de Super Toy Cars son escasos, tranquilos en los menús y más frenéticos en la carrera. Son temas simples pero que pegan bien con la temática y estilo del juego.

Super Toy Cars es un juego pensado para divertir. Sin posibilidades online, su apuesta es la diversión rápida ya sea en solitario o en compañía. Adolece de algunos fallos en el control, detección de colisiones y la IA parece recibir ayudas totalmente injustas. Salvo eso, Super Toy Cars es el mayor acercamiento a los Micro Machines que se ha vivido en años, y eso es meritorio. Si echas de menos a esos pequeños veloces, Super Toy Cars te gustará. Si quieres pasar un buen rato a lo mandos, Super Toy Cars no te defraudará.

Super Toy Cars - Análisis Xbox One
Super Toy Cars tiene como pilares un modo Historia con posibilidades y un modo Carrera Rápida completo y de hasta cuatro jugadores. Con fallos cuestionables y ventajas de IA injustas, Super Toy Cars es un jueg de carreras entretenido y perfecto para disfrutar en compañía, manteniendo el tipo en solitario. El mayor acercamiento a Micro Machines en años.
Modo Historia con posibilidadesModo Carrera Rápida de hasta cuatro jugadoresCámara cenital totalmente adaptada para las carreras
Little Big Planet KartingMicro Machines V4Avatar Karting
6Diversión en miniatura
Gráficos6.5
Sonido5.5
Modos de juego6
Puntuación de los lectores 1 Voto
10.0