Swery: "No esperes D4 fuera de Xbox One"

En una reciente entrevista a Swery, creador de Deadly Premonition y de este nuevo juego D4 (Dark Dreams Don’t Die), el desarrollador de videojuegos “especiales” ha incidido en la exclusividad de este título para Xbox One. De hecho ni siquiera sería posible de momento para otra plataforma debido al uso de Kinect.

Por favor, no esperes poder jugar a D4 fuera de Xbox One. No es una secuela de Deadly Premonition y no está pensado sin Kinect.

Por esto mismo, y según sus propias palabras, el núcleo del juego ha sido pensado y creado para ser disfrutado con el sensor de Xbox One. Sin embargo acaba reconociendo que cualquier otra máquina con un controlador similar podría servir como plataforma, lo que deja la puertas abiertas a otros sistemas.

Estamos trabajando duro en la producción de este nuevo título, creando un título con una profunda implicación emocional y sentimientos realistas. Siento como si estuviésemos creando un juego que realmente es el primero de su género. Nuestro objetivo es llegar a crear un tipo de juego que realmente se convertirá en una experiencia en la vida de los jugadores, y es como quiero que llegue a las tiendas.

D4 Dark Dreams Dont Die

Ni Molyneux oigan. Swery en su declaraciones nos vende que este título puede llegar a ser una revolución como lo fue en su día la llegada del ratón al PC o el Wifi, y se queda tan ancho. Realmente el juego tiene pintaza y más si es de Swery, pero de eso a lo que suelta el amigo hay un trecho.

Espero que D4 se convierta en una evolución de cómo se juega. Sería fantástico si Kinect pudiese ayudarnos a crear una nueva generación de entretenimiento como lo fueron los smartphone, los tablets, el wifi o el ratón de ordenador lo fueron en su momento, y como estas cosas lograron cambiar nuestro estilo de vida.

Dark Dreams Dont Die es uno de los muchos exclusivos anunciados para Xbox One, y tras sus primeros detalles mostrados, parece que Swery le cuesta soltar prenda al respecto. De todas forma, toda información es bienvenida.

Fuente: OXM