Tendremos que comernos malos gráficos en Dragon Quest XI S

La supuesta actualización para PS4, Xbox One y PC hace que tengamos malos gráficos en Dragon Quest XI S fuera de Nintendo Switch.

Siendo una de las principales sorpresas del preshow del evento de Xbox Series X de ayer, el estreno de Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age – Definitive Edition en consolas de actual generación y PC ha despertado algunas suspicacias. Los jugadores esperan disfrutar de la revisión del título J-RPG en las próximas fechas. Al ser comparadas las imágenes del juego original de 2018 con la revisión de 2020 salta a la vista que tendremos malos gráficos en Dragon Quest XI S… ¿a qué se debe?

Parece que el port se ha realizado a partir de la versión de Nintendo Switch. Lo que explicaría algunas sospechas de los aficionados sobre el apartado visual del software: «Esta versión incluye una serie de nuevas características que no estaban presentes en el Dragon Quest XI original para PlayStation 4, incluidas nuevas historias, la capacidad de cambiar al modo 2D, datos de voz adicionales y más. Es un port de la versión Nintendo Switch, por lo que los gráficos no son los mismos que en el Dragon Quest XI original de PS4«. Así lo ha explicado Square Enix en un preguntas y respuestas.

Sin embargo, la desarrolladora nipona ha explicado que «la resolución y la velocidad de fotogramas son al menos tan buenas como lo fueron para el lanzamiento original de PlayStation 4«, aunque no concretan que se vayan a efectuar mejoras gráficas generales para mejorar la iluminación y las texturas de la producción, las grandes damnificadas en el meritorio port de Nintendo Switch en su día. Como era previsible, no habrá forma de actualizar la versión de PS4 original a la S, siendo dos juegos independientes entre sí.